NO hay muchas opciones de formación:
solo LO PARECE

Las mejores opciones de formación son pocasSi no sabes qué formación elegir, esto eliminará el 99% de tus opciones

Hace poco hablaba con un amigo mío que me comentaba que en España, las Escuelas de Negocios tienen problemas actualmente para vender sus Programas de Formación.

Parece que la venta de Programas MBA (Master of Business Administration) y de Postgrado, ha caído, y tienen que aumentar sus esfuerzos comerciales para llenar las plazas.

Según mi amigo, la razón no está en la caída de la demanda agregada (la mayoría de la gente sigue entendiendo que es difícil ganarse bien la vida, sin invertir seriamente en su propia formación), sino más bien en la proliferación brutal de la oferta.

Hoy en día si quieres aprender a dirigir un negocio, crear una start-up o invertir en bolsa, hay literalmente miles de opciones de todos los formatos y precios.

Desde los populares videos de YouTube, a los MOOC (Massive Online Open Courses), los Pseudo-MBAs de 500 Euros y cualquier video curso por capítulos que se te pueda ocurrir.

Ante tanta oferta, los futuros alumnos, dividen más sus compras, con el resultante de que las Escuelas de Negocios, pierden parte de sus potenciales estudiantes.

Esta conversación me hizo reflexionar, y me hizo darme cuenta de que yo sé algo importante y útil, que mucha gente parece no entender.

Y es esto:

NO HAY MUCHAS opciones para formarse, solo LO PARECE

El que un alumno pueda escoger entre 1.000 opciones distintas para formarse, no significa que estas opciones vayan a aportarle valor real o beneficios sustanciales.

Solo hace falta echarle un vistazo a esta lista de Falsos Gurús del Dinero que venden cursos sobre cómo crear negocios, administrar el dinero, o invertir.

Ellos se hacen ricos vendiéndolos, mientras sus víctimas se hacen más pobres.

Que haya muchas opciones, no significa que sean opciones válidas o reales.

En realidad siguen habiendo muy pocas opciones con valor, rodeadas de multitud de  falsas opciones muy dañinas, pero muy bien publicitadas y comercializadas.

El Cambio de Paradigma de la Formación: De la Abadía, a la Aguja en el Pajar

En la Edad Media el conocimiento solía estar Abadías (¿te acuerdas de “El Nombre de la Rosa”?), y estas, estaban fuera del alcance de la gran mayoría del pueblo.

Todo el Mundo sabía DÓNDE estaba el conocimiento, pero MUY POCOS podían llegar a él.

Fast Forward hasta la actualidad, y ahora hemos pasado al Paradigma de la Aguja en el Pajar:

El buen conocimiento (La Aguja) en teoría es accesible por muchos más, pero en vez de estar protegida tras los muros de una abadía bien custodiada, está enterrada entre un inmenso pajar de falso conocimiento tremendamente peligroso.

Para hacerlo peor, la mayoría de la gente no sabe distinguir La Aguja de la paja, debido al Efecto Bell ©.

No me parece que el estado de la cuestión haya mejorado mucho.

Si es verdad que un tipo cómo yo, posiblemente hubiera muerto de hambre en la Edad Media, y ahora vivo una vida de ensueño.

Sin embargo, la cruda realidad sigue siendo que al final, SOLO UNOS POCOS acaban teniendo el conocimiento de verdad, y el resto NO.

Y así lo demuestran las estadísticas.

Lo que ha aumentado desmesuradamente, es la falsa ilusión o creencia, de que TODO el Mundo puede conseguirlo, y de que hay MUCHAS OPCIONES para lograrlo.

Sin embargo, la realidad es mucho peor:

Mucha gente optará por realizar formaciones dañinas e incorrectas, que a menudo demostrarán su destrucción de valor para el practicante a largo plazo.

La gente que busca mi formación ha entendido bien este concepto: parece haber muchas formas para aprender cosas útiles, pero en realidad esto es un espejismo.

Siguen siendo unas pocas, y cuanto antes lo entiendas, mejor te irá.

Las Business Schools, deberían hacer hincapié en sus ventajas competitivas, e intentar explicar lo que las diferencia de los montones de paja en el pajar.

La gente sigue queriendo aprender cosas difíciles y rentables. Siempre será así.

Pero para ayudarles a conseguirlo, se les tendrá que entrenar a saber diferenciar la aguja de la paja.

Si quieres ser uno de ellos, puedes empezar a entrenar aquí conmigo.


Toda la Información Incluida en el Material que recibes es Propiedad Intelectual de  © José Castelló.
Dicha información no puede ser copiada, reproducida, republicada, o posteada, ni total ni parcialmente, de ninguna manera sin el consentimiento previo escrito por parte de José Castelló.
José Castelló Executive Education ©, ¡Vive Sin Trabajar! ©, NO hay muchas opciones de formación: solo LO PARECE   ©, son Propiedad Intelectual de José Castelló.
Copyright © José Castelló. Todos los Derechos Reservados

No hay artículos relacionados.


Deja una respuesta

Reglas para Comentarios: La formación que imparto desde José Castelló Executive Education requiere por mi parte, de tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación, con el propósito de difundir conocimientos de alto valor añadido para sus alumnos. Todos aquellos comentarios destinados a animarme, y a ayudarme en tal propósito, son bienvenidos: ¡Gracias por alegrarme el día!. Cualquier otro tipo de comentario, será borrado y el usuario bloqueado. También se eliminaran o editaran links de terceros con fines promocionales. Por favor no pongas tu URL en el comentario pues será marcado como spam y por favor utiliza tu nombre PERSONAL y no tu tarjeta profesional o de negocio. Pásalo bien, y bienvenido a la mejor Business School del Mundo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Dani

    Hola Jose!

    Coincide que tengo un amigo que se ha unido a una empresa de formación como comercial. Me contó lo complicado que le está resultando vender y por el salario rápidamente entendí que había poco margen -al menos en esta Escuela- y que todos los potenciales Clientes -empresas- recibían ingentes cantidades de llamadas recibiendo ofertas de formación para sus empleados, por lo que supuse también que la competencia en este sector sería feroz.

    Bajos salarios y mucha competencia, le recomendé que cambiada al sector de TI.

    A nivel individuos les cuesta mucho entender que hay que invertir en formación y supongo que no ayudará que los pocos ahorros que van acumulando los destinan a la compra de la primera vivienda porque “de alquiler es tirar el dinero”. Recientemente una amiga comenzó un máster en Esade, con la correspondiente inversión en dinero y tiempo -qué te voy a contar ;)- y el resto del grupo lo veía como algo asombroso. Con antelación al máster, calculo que esta amiga ya doblaba el sueldo del resto del grupo y en unos años esa diferencia no hará más que crecer… y el resto se preguntará cómo ha tenido “esa suerte”.

    Y efectivamente como tú bien dices, ya no solo es tener la convicción de invertir en uno mismo mediante formación, sino acertar en lo que vas a aprender para que tu valor profesional no haga más que aumentar.

    Con tus formaciones, cada parte invertida vuelve por multiplicado… y los sueños inalcanzables aparecen a la vuelta de la esquina, a la vez que se disfruta de viaje.

    Muchas gracias y Pura Vida!!
    Dani

    Responde
    1. José Castelló Post author

      NO hay muchas opciones de formación: solo LO PARECE

      ¡Muchísimas gracias Dani por tu comentario y por tus aportaciones personales sumamente interesantes!

      El resultado final de todo esto es que hoy en día ha aumentado tremendamente la dificultad para formarse correctamente.

      Cómo tú dices hay mucha gente que prefiere tirar el dinero en cosas, y no ven la formación cómo algo digno o prioritario para el gasto de su dinero.

      Y, por otro lado, los que desean formarse quedan abrumados por una avalancha de formaciones erróneas o de baja calidad, con lo que encontrar la aguja en el pajar resulta casi misión imposible.

      Lo interesante de todo esto es que la apariencia que se vende es justo la contraria: la formación de calidad está al alcance de todos y de forma gratuita.

      Sin duda vivimos tiempos interesantes y solo aquellos que sepan navegar a través de esta complejidad oculta tras la fachada de simplicidad, serán capaces de recoger las recompensas pertinentes.

      ¡Un fuerte abrazo y Pura Vida!

      Responde
  2. Marcos

    Una vez estaba haciendo una fiesta en mi casa y me trajeron una botella de buen vino. Pero no tenía sacacorchos. ¡Sin problema! – me dije – abajo hay una tienda de chinos. Compre un sacacorchos de 60 céntimos. El resultado fue que al intentar sacar el corcho, me quedé con el mango del sacacorchos en la mano y la espiral se quedó clavada dentro del corcho. El destrozo fue aún mayor, porque al final rompimos la botella intentando quitar la espiral para sacar el corcho. Así que me quedé sin 60 céntimos y sin vino y tuve que comprar un sacacorchos bueno por 5 euros en una ferretería.

    Otra vez me gaste más de 2.000 euros en un curso de invertir en bolsa y aprendí una gran lección. Spoiler: La gran lección no esta relacionada con el contenido del curso.

    A veces la mente nos juega malas pasadas y pensamos que para qué me voy a gastar el dinero habiendo cosas muy baratas. Creo que esto puede ser consecuencia de la educación pública y de la titulitis (lo importante es e título, no el aprendizaje). Otras pensamos que por ser algo muy caro va a ser necesariamente bueno y de calidad.

    Muchas gracias de nuevo Jose!

    Responde
    1. José Castelló Post author

      NO hay muchas opciones de formación: solo LO PARECE

      ¡Muchas gracias Marcos por tu comentario y las excelentes anécdotas personales que compartes con toda la Comunidad de Alumni!.

      Desde ya hace mucho tiempo me di cuenta de que la gran mayoría de la gente NO entiende la diferencia entre caro y barato, y suele confundirla con el precio (alto, bajo o incluso gratis).

      Los ejemplos que comentas son una perfecta ilustración de este tema.

      La razón por la que esto sucede, es porque la sociedad en la que vivimos, nos ha entrenado de manera constante a fijarnos en los precios, los descuentos, o las rebajas y las comparativas de precios.

      Sin embargo, muy pocos han sido entrenados a evaluar y estimar acertadamente el valor de las cosas.

      Es la discrepancia entre precio y valor lo que es importante.

      Pero si NO sabes estimar el valor de las cosas, entonces quedas atrapado en la trampa de los precios.

      Y esto es algo que veo pasar una y otra vez.

      Con el tema de la formación pasa lo mismo.

      La mayoría de formaciones que analizo y evalúo tienen valor NEGATIVO (independientemente del precio).

      Por el contrario, los Programas de Formación que yo diseño, ofrecen un valor TAN MASIVO, que hacen que el precio (sea cual sea), SEA IRRELEVANTE.

      ¡Un fuerte abrazo y Pura Vida!

      Responde
  3. Ricard

    Hola Jose,

    Estamos en la era de la Infoxicación, cantidad ingente de información y sin duda buscar la formación adecuada es una ardua tarea de análisis, sentido común y perseverancia. Nunca mejor dicho buscar una aguja en el pajar.
    Entiendo perfectamente la anécdota del sacacorchos que comentaba Marcos, también me ha pasado historias de estas. Gracias a Internet tenemos acceso a multitud de elementos , y esto es una ventaja y un inconveniente. Ventaja porque podemos conocer nuevas soluciones, gente, etc.
    Inconveniente porque , precisamente por esa ventaja, vamos a encontrar muchos falsos gurús. Para mi la formación es un tema vital, de honestidad si se quiere decir así, se trata de trasmitir conocimientos que sean aplicables, y el éxito debe estar en que los alumnos superen al profesor. Lamentablemente, he conocido “personajes”, desde una gurú que hacia cursos de abundancia millonaria y no tenía dónde vivir , y no llegaba a fin de mes, hasta profesores que hablan del mundo empresarial y de los negocios sin haber pisado nunca una empresa.
    Por suerte, siempre he valorado muchísimo la formación, analizado los programas, ponentes y el potencial que podían representar, y la mayoría de las veces tengo que decir que he acertado con mis mentores.
    Actualmente, como dices en el titulo del correo hay un exceso de ruido , dónde cualquiera con frases, presentaciones más o menos logradas vende humo.

    Si queremos resultados hay que sudar , buscar, trabajar, pagar por ello.

    Gracias Jose por compartir y por luchar para que la honradez y la excelencia puedan ocupar su lugar.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      NO hay muchas opciones de formación: solo LO PARECE

      ¡Muchas gracias Ricard por tu excelente comentario y por tus reflexiones personales!.

      Este fenómeno que comentamos (mala formación en cantidad muy superior a la correcta), se puede extrapolar a muchos otros ámbitos de la vida.

      En general, vivimos en un una época donde la cantidad prima muy por encima de la calidad, y no veo que esta tendencia vaya a revertirse en ningún momento.

      Así que el único camino válido y práctico que nos queda para progresar, es saber elegir mejor.

      Esto dista bastante de ser fácil.

      Pero los Alumni que ya lleváis años conmigo, contáis con un número importante de herramientas para lograrlo.

      Espero que os sirvan tanto como me han servido a mí, para filtrar con éxito toda la mala información y formación que inunda el Mundo.

      ¡Un fuerte abrazo y Pura vida!

      Responde
  4. Pau Antó

    Totalmente de acuerdo con lo que comentas.

    Llevo muchos años invirtiendo (en mi caso en inmuebles) y unos cuantos años enseñando primero en la universidad y después con mi marca personal.

    Desde el COVID la facilidad por compartir ha dado pie a innumerables cursos, video cursos y formaciones.

    En nuestro caso (por si alguien le sirve) más por vocación de servicio que por “estrategia de negocio” hemos optado, más allá de la teoría, por entregar todo el acompañamiento que los alumnos necesitan a la hora de comprar los inmuebles.

    Aún así a veces entendemos que somos los “tontos del mercado”, porque en un mercado que “cualquier curso se vende” lo fácil es grabar unos vídeos y olvidarse de los alumnos.

    Hemos optado, como creo que tú también optas, por pocas personas y cuidarlas. Aunque esto signifique menos dinero.

    Eso sí, con una vocación de trabajo a largo plazo.

    Como cualquier momento de BOOM del mercado creo que se va a ir limpiando y la gente acabará viendo o haciendo caso a la gente genuina no solo que dice cosas con sentido sino que hace lo que dice.

    Por cierto, creo que el ejercicio de borrarse de muchas listas de correo de lo que tú nombras “falsos GURÚS” es muy potente.

    Yo pocos correos recibo a parte de los tuyos 🙂

    Responde
    1. José Castelló Post author

      NO hay muchas opciones de formación: solo LO PARECE

      ¡Muchas gracias Pau por tu comentario y por tu aportación personal!

      Para aportar adicionalmente sobre los aspectos que comentas, comento algunos aspectos importantes que tiene mi formación y que creo que son comunes a las mejores que hay.

      En primer lugar, que los Programas tengan muy pocos alumnos.

      Esto es tremendamente importante, porque nada difícil y rentable en la vida se puede enseñar en masa.

      En segundo lugar, hacer formación en vivo, nada de video cursos.

      Los video cursos en temas complejos sirven para maximizar las ventas del promotor, no el aprendizaje del alumno.

      Nadie aprende temas importantes como pilotar un avión o realizar una cirugía de corazón con un video curso.

      En tercer lugar, la estricta selección de los aspirantes a alumno.

      No todo el Mundo es capaz de aprender y dominar lo que se pretende enseñar. Aunque Rafa Nadal me entrenará, nunca llegaría a ser el número 1 de la ATP, por lo que se tiene que evaluar y filtrar a los candidatos a alumnos.

      Hay pocos candidatos que presenten un buen prospecto de éxito en temas difíciles, y cómo consecuencia de ello, los programas que ofrezco solo se dan cada muchos años, cuando tengo tiempo de impartirlos, y cuando he encontrado a los candidatos ideales.

      Por eso, los sitios donde los Cursos se pueden comprar cada año y cualquiera puede pasar la tarjeta de crédito para apuntarse, también están orientados a maximizar las ventas del promotor y no los resultados del alumno.

      Para terminar, me alegra saber que has limpiado tu lista de correo de spam y falsos gurús.

      En esta vida no hace falta seguir a muchos maestros para tener éxito, con un puñado excelente es más que suficiente.

      ¡Un fuerte abrazo y Pura Vida!

      Responde
  5. José Ramón

    Hola JOSE, hola todos:
    Me gusto el artículo, y me identifico en el, yo queria aprender sobre dinero y no encontraba donde, hasta que entre a internet y encontre a “padre rico, padre pobre”, fue lo mas parecido a lo que queria aprender y segui consumiendo sin parar todo lo que encontraba, hasta el punto que todo se volvio lo mismo y lo mismo, me aburria, hasta que encontre este metodo que lo vine a grabar en mi mente a la segunda lectura, deje todos los libros a un lado y segui leyendo solo biografias, actualmente estoy luchando con Graham para convertirme en un inversor inteligente, jjj. gracias Jose por tu enseñanza y espero vernos algun dia en Bali.

    Nota: por suerte no gaste nada de dinero con los falsos gurus.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      NO hay muchas opciones de formación: solo LO PARECE

      ¡Muchas gracias José Ramón por tu comentario y por compartir tu experiencia personal!

      En verdad puedo decir que has sido tremendamente afortunado.

      Por desgracia, la mayoría de la gente cuyas primeras experiencias para mejorar su economía personal han sido con el Falso Gurú Robert Kiyosaki, acaban tremendamente mal como puedes ver aquí.
      Me alegra mucho saber que en tu caso no ha sido así.

      Por otro lado, también me alegro de que estés ahora trabajando el Inversor Inteligente de Graham, y que estés luchando, porque no es fácil.

      Y así tiene que ser, porque ganar mucho dinero, nunca es fácil, aunque a los falsos gurús del dinero les interese venderlo así.

      ¡Un fuerte abrazo y esperamos verte a menudo en los comentarios, para aportar valor a la Comunidad de Alumni!
      ¡Pura Vida!

      Responde