La diferencia entre caro y barato
vale mucho dinero

la diferencia entre caro y baratoSaber la diferencia entre caro y barato hace a los ricos más ricos. ¿Y Tú? ¿Ya la conoces?

La popular frase lo barato sale caro, es conocida por la gran mayoría.

Sin embargo lo que no tantos saben, es que conocer bien la diferencia entre caro y barato es la base sobre la que muchas personas (incluido yo mismo), han amasado su fortuna.

En este artículo te descubriré las diferencias fundamentales que muchos desconocen, para que puedas aprovecharlas en tú favor, y ganar mucho dinero con ello.

¿Estás listo?

¡Empezamos!

Cómo aprendí la diferencia entre caro y barato: trabajando con millonarios

Durante toda mi vida profesional he trabajado con millonarios (si es tu primera visita aquí, te recomiendo que leas mi asombrosa historia aquí).

Cuando empecé a trabajar con ellos, noté casi invariablemente que siempre compraban las soluciones «más caras» que les ofrecía.

Al principio, creí que esto era así porque tenían mucho dinero, y podían permitirse lo «más caro».

Algo del estilo: «¡Porque yo lo valgo y puedo permitírmelo!».

Sin embargo cuando empecé a pasar tiempo con ellos y a tener una relación más cercana, empecé a descubrir los razonamientos detrás de sus decisiones, y me di cuenta de que en realidad había cometido varios errores garrafales en mi análisis.

Ellos no compraban siempre lo «más caro»: ¡Estaban comprando lo más barato!.

El error lo había cometido yo, porque hasta ese momento no conocía la diferencia real entre caro y barato.

También me había equivocado sobre la razón por lo que me realizaban dichas compras.

Dichos errores, son los que mucha gente sigue cometiendo sin parar.

¿Sabes cuál son?

Te los cuento ahora mismo:

Barato y caro no es un tema de precios

Mi primer error consistía en creer que algo con un precio elevado era caro, y algo de precio bajo era barato. ¡Cuan equivocado estaba!

Resulta que el precio no es el que marca si algo es caro o barato, sino que lo que realmente lo define es la relación del precio con respecto a su calidad o valor.

Te pondré un ejemplo muy claro para que lo veas:

Supón que yo soy el propietario de toda la Isla de Manhattan en Nueva York.

Porque me caes muy bien, decido vendértela a un precio de amigo.

Te la dejo por el módico precio de 300 Millones de dólares.

Seguramente tu respuesta será: ¡Ufffff, es demasiado cara!

Lo que está pasando aquí es lo siguiente:

Estás pensando: 300 Millones de dólares es un precio alto (no llevas esa cantidad en el bolsillo, verdad?), y además no dispones de ese capital, por lo que tu respuesta inmediata es que te he ofrecido un precio demasiado caro.

Pues la realidad es toda la contraria: Manhattan por 300 Millones es una verdadera ganga.

Solo para que te hagas una idea, Amancio Ortega (Inditex, ZARA), compró un solo local de Nueva York por 324 Millones de dólares.

Según los datos de Bloomberg, el precio de tan solo del terreno de toda la isla de Manhattan debe de estar sobre los 2 Trillones de dólares (2.000.000.000.000 $). ¡Eso son doce ceros!!!

Te acabo de ofrecer la isla de Manhattan con un descuento del 99,9+%: Gangas así no pasan en toda una vida.

La gente que no tiene dinero, confunde caro con precio elevado, y barato con precio bajo.

Es un grave error.

Normalmente los precios elevados, suelen ofrecer relaciones calidad/precio, o precio/valor mucho más elevados que los precios bajos.

Es por eso que los ricos compran los «precios altos», porque entienden que en realidad son baratos.

El otro error sobre lo caro y barato

Una vez se sabe la diferencia entre caro y barato, y se deja de confundir (cómo yo hacía), con precios altos y precios bajos, hay otro error que se suele cometer.

El error es pensar que los ricos empiezan a pagar los precios altos una vez que son ricos y pueden permitírselo.

Nada más lejos de la realidad. Funciona al revés.

Empiezan a pagar los precios altos desde el principio, y es ESO lo que les hace ricos.

Para ilustrar este punto, te voy a contar un ejemplo que guardo con mucho cariño es de cuando estuve trabajando con Carme Ruscalleda.

Carme Ruscalleda

Carme es una de las chefs más respetadas del mundo: Es la mujer con más estrellas Michelin del Mundo (7 en total), y forma parte del selecto grupo de 13 cocineras en 80 años de historia que han logrado 3 estrellas Michelin para su restaurante.

Durante las interesantes conversaciones que mantuvimos, un día me explicó lo que hacía de joven junto a su marido (Toni Balam), cuando querían convertirse en uno de los mejores restaurantes del Mundo.

Ahorraban durante meses, para poder ir a comer, a algunos de los mejores restaurantes de Barcelona, y así ver de primera mano qué es lo que hacían los chefs más prestigiosos de la época.

Carme me contaba, que cuando iban estos restaurantes ellos eran tan jóvenes e iban vestidos tan de calle, que a menudo el maitre, antes de empezar, les preguntaba si disponían del dinero para pagar la comida en el establecimiento, incluso obligándoles a enseñar la cartera.

Carme y Toni, estaban haciendo un esfuerzo considerable en pagar los precios altos de esos restaurantes, porque entendían que acceder al buen hacer de los mejores del sector a esos precios era una ganga, y el esfuerzo estaba más que justificado.

Gracias a pagar esos precios altos cuando representaban un esfuerzo, ahora están donde están: en el top de la cocina mundial.

Mucha gente cree, que los ricos pagan precios altos porque pueden permitírselo.

La realidad es que empezaron a pagarlos, desde el principio, cuando dichos precios representaban un esfuerzo máximo y no eran ricos.

Fue dicho esfuerzo lo que les llevó al éxito.

Cómo utilizo estas lecciones en mis Programas de Formación

Executive Máster de Inversión en bolsa by José CastellóCuando realizo mis Programas de Formación en vivo para ayudar a mis alumnos a ganar más dinero, invertir mejor, y vivir la vida de sus sueños, utilizo el mismo sistema:

  • Pongo un precio que represente un esfuerzo para los asistentes.
  • Pero a cambio ofrezco el mejor Programa de Formación del Mundo.

Son los Programas de Precio Alto más baratos del Mundo 😉

Si el candidato me responde que es demasiado caro, es que está cometiendo estos dos errores:

  • Confunde precios altos con algo caro y …
  • Piensa que cuando tenga más dinero, entonces será el momento de realizar formación de calidad.

Para enseñarle su error, le dejo fuera del Programa, y entonces dejo que pasen unos años hasta la siguiente oportunidad.

Durante ese periodo, muy a menudo, el alumno ha cursado programas que son mucho más «baratos» (= de precio bajo), y ha perdido mucho tiempo y dinero poniéndolos en práctica.

Para ese entonces, ya ha aprendido por la vía dura, lo de lo barato sale caro.

O cómo dijo de forma magistral el ex-decano de Harvard:

«Si piensas que la formación es cara, entonces prueba con la ignorancia.»

¡Ahora es tu turno!

Si quieres recibir mi Training de Executive Education cada mes, no dudes en suscribirte aquí.

Si tienes alguna experiencia interesante sobre la diferencia entre caro y barato o los errores que comete la gente al respecto, no dudes en dejarla aquí en los comentarios.

¡Gracias por compartir mi artículo con todos aquellos que necesitan aprender estas valiosas lecciones!


Toda la Información Incluida en el  Material que recibes es Propiedad Intelectual de  © José Castelló.
Dicha información no puede ser copiada, reproducida, republicada, o posteada,  ni  total ni parcialmente, de ninguna manera sin el consentimiento previo escrito por parte de José Castelló.
José Castelló Executive Education ©, ¡Vive Sin Trabajar! ©, La diferencia entre caro y barato vale mucho dinero ©,  son Propiedad Intelectual de José Castelló.
Copyright © José Castelló. Todos los Derechos Reservados

No hay artículos relacionados.


Deja una respuesta

Reglas para Comentarios: La formación que imparto desde José Castelló Executive Education requiere por mi parte, de tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación, con el propósito de difundir conocimientos de alto valor añadido para sus alumnos. Todos aquellos comentarios destinados a animarme, y a ayudarme en tal propósito, son bienvenidos: ¡Gracias por alegrarme el día!. Cualquier otro tipo de comentario, será borrado y el usuario bloqueado. También se eliminaran o editaran links de terceros con fines promocionales. Por favor no pongas tu URL en el comentario pues será marcado como spam y por favor utiliza tu nombre PERSONAL y no tu tarjeta profesional o de negocio. Pásalo bien, y bienvenido a la mejor Business School del Mundo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Toni

    Hola Jose!

    Artículo que me va a hacer pensar y tener todavía más en cuenta el VALOR.

    Es muy ilustrativo el ejemplo de Carme Ruscalleda: los primeros años hacían un esfuerzo ingente sin ver todavía el resultado, porque tenían claro su objetivo y lo difícil que era.
    Seguro que a su alrededor recibiría comentarios tipo:
    «Con lo que trabajáis y no os dais ningún caprichos como viajar»
    «Que la vida son 2 días, ¿y si morís mañana?»

    Al final, el tiempo, siempre acaba dándote la razón, si tu postura es la del esfuerzo y trabajo inteligente. Y lo conseguido (VALOR), será mucho más grande que dicho esfuerzo y haber aguantado a ignorantes y holgazanes (PRECIO).

    Muchas gracias por compartir!
    Enjoy!
    Toni
    Pd.: tenía pendiente mejorar en la cocina y siguiendo la estrategia de buscar a los mejores, he encontrado a Joel Robuchon (+30 estrellas Michelin). Desde el desconocimiento, parece que es el mejor MAESTRO con el que comenzar 😉

    Responde
    1. José Castelló Post author

      La diferencia entre caro y barato vale mucho dinero

      ¡Gracias Toni por tu comentario!

      Este es otro de los puntos claves, que siempre he tenido en claros desde muy joven, y que con gran sorpresa, descubro que hay mucha gente que nunca aprenderá en toda su vida.

      Cómo tu bien mencionas, el esfuerzo inteligente siempre tiene recompensa, aunque muy a menudo es incomprendido por los que lo observan desde fuera.

      ¡Enhorabuena por captar tan bien este concepto y por saberlo aplicar desde bien joven!
      ¡Pura vida!

      PD: Con Robuchon no puedes fallar 😉 Si pasas por París, te recomiendo «L’Atelier de Joël Robuchon».

      Responde