Trabajar duro es la base de la riqueza y del éxito

trabajar duro es la clave del éxitoTrabajar duro convirtió a una niña de las favelas en una de las mujeres más poderosas y ricas del mundo.

Mucha gente me pregunta cuál es el secreto de mi éxito.

¿Cómo he sido capaz de amasar mi fortuna de joven y hacer todas estas cosas increíbles?

Evidentemente la fórmula para lograrlo es compleja (de lo contrario todo el Mundo podría replicarla).

Pero lo que si es seguro, es que mi fórmula, como la de cualquiera de los muchos multimillonarios con los que he trabajado, está construida sobre la misma base: trabajar duro.

Para ser más preciso: trabajar más duro que los demás.

Hoy te enseñaré cómo el trabajo duro es la BASE de cualquier éxito en la vida, y cómo este principio, llevó a una joven brasileña de las favelas a convertirse en una de las mujeres más influyentes y ricas del Mundo.

También te daré una fantástica herramienta, para que descubras por ti mismo cuan duro estás trabajando tú, para conseguir tus sueños.

¿Estás listo?

¡Pues empezamos!

Trabajar duro: de las favelas al poder y la riqueza

Maria das Graças Silva era una joven de las favelas que en 1978 consiguió un trabajo de prácticas en la compañía petrolera más poderosa del país: Petrobras.

Por si no conoces las favelas de Río de Janeiro, solo te diré que hacen que el barrio más pobre de tu ciudad, parezca Beverly Hills.

Maria y su familia se habían pasado la vida recogiendo chatarra en las calles para pagar sus estudios.

Cuando consiguió ese trabajo de prácticas (que, por cierto, no pagaba ni un céntimo), Maria vio la oportunidad de dejar atrás el mundo de pobreza y desesperación del que provenía, y se juró que daría hasta su última gota de esfuerzo para aprovechar dicha oportunidad al máximo.

Maria, que posteriormente se casaría y pasaría a ser Maria Graças Foster, se pasó 34 años escalando la escalera corporativa de Petrobras.

Por si no estás familiarizado con la cultura popular en brasil te diré que es un ambiente machista y nada amable para una chica que intenta hacerse camino, en una de las compañías más importantes del país.

En Brasil, los casos de acoso sexual y discriminación laboral y salarial están tristemente a la orden del día.

Dichas compañías están habitualmente dirigidas por «un club de chicos», todos varones, al que María obviamente no pertenecía.

María tenía todas las probabilidades en su contra: no venía de un barrio bien, no tenía conexiones, no tenía la mejor educación del mundo, y obviamente no era «uno de los chicos».

Pero estaba decidida a ganar a toda la competencia a base de trabajar más duro que todos ellos.

No por nada se ganó el apodo de «Caveiaro», que son los vehículos blindados con los que la policía realiza ataques periódicos a las favelas para combatir a los señores de la droga y bandas armadas.

Finalmente en 2012, después décadas de partirse el alma trabajando cada día, María se convirtió en la CEO de Petrobras.

Se convirtió en la primera mujer que dirigía una compañía petrolera en el mundo.

FORBES la nombró la 16 mujer más poderosa del mundo, mientras que TIME la nombró entre las 100 mujeres más influyentes del planeta.

Cuando le preguntaron cómo había logrado superar tantos y tan difíciles obstáculos ella respondió que la respuesta era simple:

» Ha sido una larga historia de trabajo duro y sacrificio personal»

– Maria Graças Foster

al trabajo duro en persona Maria Graças Foster

El trabajo duro es la base del éxito

Este concepto siempre ha sido muy claro y obvio para mí.

Sorprendentemente, y después de entrenar a miles de alumnos en todo el mundo a través de mi Business School, me ha sorprendido la gran cantidad de gente que quiere lograr cosas importantes, sin poner el trabajo duro ni el esfuerzo.

Trabajar duro es la BASE sobre la que se edifican el éxito y los logros personales.

Piensa en ello cómo el solar sobre el cual quieres construir un edificio importante.

El primer paso que debes dar para dicha construcción es hacerte con el solar. Después ya vendrá todo el resto.

Sorprendentemente, todavía hoy encuentro a mucha gente que quiere lograr sus metas sin trabajar duro. ¡Quieren edificar sin solar!.

Nunca entenderé cómo se hace eso.

Trabajo duro y trabajo inteligente

Otra de las tonterías que oigo a menudo es que no hay que trabajar duro, hay que trabajar inteligentemente.

En realidad, ese cliché que quizás hayas oído tantas veces también es falso.

La gente lo dice porque suena bien, y porque vende más libros, cursos, y conferencias.

Pero la realidad es que es falso,

Para lograr cosas importantes en la vida hay que hacer las dos cosas a la vez: Hay que trabajar duro, y hay que trabajar inteligentemente.

Con el trabajo duro, no basta. Pero con el trabajo inteligente solo, tampoco.

Hay que trabajar duro Y inteligente, no duro O inteligente.

Es una «Y» no una «O».

Esto lo vio cristalinamente el gran periodista Víctor Ámela cuando me entrevisto intensamente con motivo de la publicación de mi triple Bestseller.

Además fue capaz de resumirlo, de forma brillante:

«José Castelló es un tipo espabilado de mente despierta e ideas muy claras. Se lo ha trabajado mucho para dejar de trabajar»

– Victor Amela

Trabajo duro, es la base. No lo olvides. Sin él, pierdes tu tiempo.

¿Y tú, trabajas duro?

Otra de las sorpresas que me he encontrado cuando entreno a directivos y a empresarios para ganar más dinero, invertir mejor, y lograr sus sueños, es el descubrir cómo se autoengañan pensando que realmente se están esforzando, cuando en realidad no lo hacen.

Es duro reconocer: «Soy un vago y estoy solo intentando lograr mis sueños con un mínimo esfuerzo».

Hay que mirarse al espejo y no buscar otros culpables.

Por eso tan poca gente lo hace.

Lo que suelen hacerse es mentirse diciéndose a sí mismos: «Estoy dando lo máximo».

En la mayoría de casos no es cierto.

Si quieres saber si tú eres uno de ellos, aquí te dejo mi test de esfuerzo para que averigües por ti mismo dónde estás, y tomes las medidas oportunas para corregirlo.

A mí siempre me ha servido, y espero que a ti te sirva también.

¡Ahora es tu turno!

Si quieres entrenar de verdad para conseguir grandes metas, suscríbete aquí para recibir mis artículos de training.

Si tienes amigos o compañeros que podrían utilizar este artículo para motivarse y subir su rendimiento, no dudes en compartirlo.

Y si mi artículo, te ha gustado o has aprendido cosas nuevas o simplemente las has redescubierto, no dudes en dejar tu comentario.

¡Gracias por tu trabajo duro!


Toda la Información Incluida en el  Material que recibes es Propiedad Intelectual de  © José Castelló.
Dicha información no puede ser copiada, reproducida, republicada, o posteada,  ni  total ni parcialmente, de ninguna manera sin el consentimiento previo escrito por parte de José Castelló.
José Castelló Executive Education ©, ¡Vive Sin Trabajar! ©,  Trabajar duro es la base de la riqueza y del éxito ©,  son Propiedad Intelectual de José Castelló.
Copyright © José Castelló. Todos los Derechos Reservados

No hay artículos relacionados.


Deja una respuesta

Reglas para Comentarios: La formación que imparto desde José Castelló Executive Education requiere por mi parte, de tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación, con el propósito de difundir conocimientos de alto valor añadido para sus alumnos. Todos aquellos comentarios destinados a animarme, y a ayudarme en tal propósito, son bienvenidos: ¡Gracias por alegrarme el día!. Cualquier otro tipo de comentario, será borrado y el usuario bloqueado. También se eliminaran o editaran links de terceros con fines promocionales. Por favor no pongas tu URL en el comentario pues será marcado como spam y por favor utiliza tu nombre PERSONAL y no tu tarjeta profesional o de negocio. Pásalo bien, y bienvenido a la mejor Business School del Mundo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Toni

    Hola Jose!

    Me ha quedado claro: Trabajo Duro + Trabajo Inteligente

    Hacía días que quería hacer algo en el trabajo que el día a día no me dejaba (error de priorización), así que ayer me puse mientras cenaba a las 22h. Casi 3 horas después, había hecho un gran avance.
    Al día siguiente ya estaba recogiendo los frutos del trabajo duro, que fue inteligente y sin olvidar las enseñanzas de la película «Click» que recomiendas, en el que la familia es más importante que el trabajo.

    El ejemplo de María es impresionante: me es complicado ponerme en los zapatos de una niña de las favelas y lo que debió de vivir, pero lo que queda claro es todo el trabajo ingente que tuvo que realizar. Ella y el «Equipo Hoyt» son los ejemplos a seguir.

    A la vez, es una muestra de lo agradecidos que tenemos que estar por la vida que nos ha tocado. Ni mis peores momentos se acercan a vivir en una favela. Viví algo parecido cuando visité la inauguración de unas casas que hicimos desde la Fundación Vicente Ferrer.
    No tengo ningún motivo de queja ni en medio de una pandemia mundial. Soy un afortunado.
    Y por ejemplos como este, no entiendo cuando alguien se queja por estupideces.
    Será que soy un tío positivo.

    Muchas gracias por seguir empujando, muchos haremos que te sientas orgulloso por los logros 😉
    Enjoy!
    Toni
    Pd.: por si algún alumno quiere ver la entrevista que mencionas 😉
    -> https://www.lavanguardia.com/lacontra/20131002/54390301408/he-ahorrado-para-vivir-sin-trabajar-tu-tambien-puedes.html

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Trabajar duro es la base de la riqueza y del éxito

      ¡Muchas gracias por tu comentario Toni, y por aportar valor a toda la comunidad de Alumni!

      Me alegra mucho ver, que siempre pones a trabajar de manera práctica y efectiva mis enseñanzas: de nada sirve la teoría correcta, sino se hace el esfuerzo de ponerla en práctica de manera impecable.

      Cómo tu bien ya sabes, eso se traduce en enormes recompensas en tu vida a largo plazo. ¡Enhorabuena!.

      Por otro lado, y al igual que tú, yo soy muy consciente dela posición privilegiada de la que he partido en mi vida, al igual que la gran mayoría de Alumnos que entreno.

      Por eso soy inflexible con los «quejicas» y «llorones». Hay gente que va por la vida llorando de cuanta «mala suerte» tienen porque no consiguen un ascenso, o su jefe es un incompetente.

      Estos problemas y dificultades, son puras tonterías comparadas con los problemas que afrontó Maria, al igual que los 2,5 Billones de personas en el Mundo que viven en extrema pobreza.

      Aquí los llorones no son bienvenidos.

      Solo se admiten luchadores que por dura que sea la situación saben que la única salida es enfrentarla y ponerle toneladas de trabajo duro.

      Si esto no lo sabes, nada de lo que te puedo enseñar te servirá de nada.

      Para los miles de Alumnos que aprendéis de mí, y tenéis este concepto claro: ¡Bienvenidos a la lucha!

      ¡Un fuerte abrazo y Pura Vida!

      Responde