¿Alumnos o Clientes?:
Sólo Alumnos

José Castelló Executive Education alumnos¿Alumnos o Clientes? ¿Conoces la diferencia?

Hace ya más de 10 años, desde que amasé mi fortuna, me jubilé joven, y creé una Business School para ayudar a miles de alumnos de todo el mundo para que replicaran mis logros.

Desde entonces me ha quedado claro que hay mucha gente que no conoce o entiende la diferencia entre clientes y alumnos.

Es una diferencia de suma importancia.

Es tan importante que puede cambiar tu vida de formas tan radicales que no puedes llegar a entender.

Hoy estás de suerte porque te voy a explicar en que consta esta diferencia, y cómo ello puede beneficiarte enormemente.

Alumnos o Clientes: así empieza esta historia

Cuando realizo mis Programas de Formación en vivo, selecciono de forma personal a todos mis alumnos.

Cada uno, debe pasar un cuidadoso proceso de selección y corte.

En uno de estos procesos, un candidato que aplicaba a una plaza, me escribió lo siguiente:

«Muchas gracias José por esta oportunidad que me brindas en participar en uno de tus Programas. Estoy seguro de que es excelente. No obstante, antes de decidirme por ello, necesitaría que me justificarás el porqué debería apuntarme y cuales son los resultados que puedes garantizar.»

Mi respuesta fue rápida y fulgurante:

«Estimado X, lamento comunicarte que ya no podrás asistir a mi Programa. Saludos cordiales»

¿Por qué mi respuesta fue tan tajante?

Muy fácil: el candidato no conocía la importante diferencia entre un alumno y un cliente.

Eso es lo que le dejó fuera.

De igual manera, miles de lectores pasan por mi sitio web cada año, y me pareció interesante marcar de forma clara esta diferencia crucial, porque de ello depende que ambos no perdamos el tiempo.

Vamos con las definiciones:

Alumnos o clientes: definición

Según la R.A.E.:

Alumno: Persona que recibe enseñanza, respecto de un profesor o de la escuela, colegio o universidad donde estudia

Cliente: Persona que compra en una tienda, o que utiliza con asiduidad los servicios de un profesional o empresa.

Cómo puedes ver, si lees atentamente ambas definiciones a priori no se parecen mucho, por lo que no llego a entender muy bien de donde procede dicha confusión.

En cualquier caso, voy a explicarte las diferencias cruciales entre ellas para que no cometas errores que te pueden costar muy caro.

No se aceptan clientes: pero si Alumnos.

El error que cometió el candidato X en la historia que te contaba antes, es precisamente este: se comportaba cómo un cliente, no cómo un alumno.

Lee atentamente su frase otra vez, y te darás cuenta de que actúa cómo un cliente.

Le está pidiendo al potencial proveedor: cuáles son los  beneficios podrá obtener y que se los justifique.

Está pasándome la pelota a mí: yo debo dejar plantada mi sesión de surf matinal, para ponerme a explicarle «a este potencial cliente», el porqué debería asistir a mi Programa.

Con la respuesta que le di, intenté enseñarle esta lección:

Yo no soy un proveedor, ni un vendedor, ni estoy buscando clientes.

Yo puedo ser tu maestro, y tú puedes aprender de mí, pero para ello, el esfuerzo mayor ha de estar en tu lado.

Es TU deber después de haber leído mi Bestseller, mis cientos de artículos, y entrevistas, el dar respuesta a tus dudas y preguntas.

El trabajo más duro, lo debes poner tú.

Yo ya he ganado mucho dinero, llevó décadas invirtiendo rentablemente, y me he jubilado hace tiempo.

Si quieres aprender de mí, eres tú el que debes de hacer el esfuerzo.

No tan solo ya deberías saber a estas alturas por qué deberías asistir a mi Programa, sino que además tendrás que justificarme que eres el más merecedor de ello entre todos los candidatos que optan a una plaza.

El trabajo está en tu tejado, no en el mío.

Abandona tu actitud de cliente que debe de ser satisfecho, y empieza a actuar cómo el alumno que merece ser entrenado por un buen maestro.

Un buen ejemplo para ver la diferencia entre alumno y cliente

karate kid maestro alumno¿Recuerdas mítica  película de Karate Kid?

En ella el joven protagonista (Daniel San) es apaleado regularmente por sus nuevos compañeros de clase, hasta que conoce a un viejo y sabio maestro del Karate (Sr. Miyagi).

Ahora imagina que Daniel San, le hubiera dicho esto a Miyagi:

«Estimado Sr. Miyagi, gracias por haberme salvado de otra paliza a manos de mis compañeros de instituto, que entrenan en el Dojo Cobra Kai.

Estoy sopesando seriamente el aprender karate , para dejar de recibir estas palizas de forma habitual.

Para ello tengo varias opciones.

Por un lado podría ir al Cobra Kai, donde por una módica mensualidad, podría entrenar y llegar a tener los mismos conocimientos que mis oponentes, con lo que podría neutralizarlos.

Por otro lado, podría entrenar con Ud., aunque siendo sincero, sus horarios son mucho peores (me haría madrugar mucho, y trabajar hasta tarde), por no mencionar el elevado precio y las formas de pago (trabajos caseros muy desagradables: limpiar coches, pintar vallas, pulir suelos, etc..).

Estoy seguro de que su Programa de Karate es muy bueno, pero le agradecería que me justificara los resultados que puedo obtener, y porqué debería entrenar con Ud. en lugar de ir al Dojo Cobra Kai.

Atentamente , Daniel San»

¿Qué crees que hubiera hecho Miyagi?

Exacto: ¡hubiera enviado a Daniel-San a freír espárragos!.

No obstante, en la película, la actitud de Daniel y el resultado, son totalmente opuestos:

El alumno reconoce al maestro, y hace lo indecible para convencerle de que lo entrene.

Si quieres ser un cliente, no te preocupes, siempre encontrarás alguien dispuesto a venderte lo que quieres.

Hay muchos falsos gurús que estarán dispuestos a venderte video cursos y soluciones mágicas que podrás ver cómodamente en tu cama, durante 15 minutos cada día, y con los que obtendrás resultados milagrosos.

En mi Business School, yo no hago esto.

Si quieres aprender de mí y lograr resultados como los que logran mis alumnos, y yo mismo, es TU TRABAJO realizar el esfuerzo para ser un buen alumno.

Yo, ni quiero, ni puedo, hacerlo por ti.

Si piensas y actúas cómo un cliente, obtendrás vendedores y proveedores.

Si piensas y actúas cómo un alumno, obtendrás buenos maestros y resultados increíbles.

En tu mano está hacer lo uno o lo otro.

En mi Business School, solo acepto alumnos. Cómo cliente, nunca podrías pagarme lo suficiente.

¡Te deseo buena suerte en tu elección!


Toda la Información Incluida en el  Material que recibes es Propiedad Intelectual de  © José Castelló.
Dicha información no puede ser copiada, reproducida, republicada, o posteada,  ni  total ni parcialmente, de ninguna manera sin el consentimiento previo escrito por parte de José Castelló.
José Castelló Executive Education ©, ¡Vive Sin Trabajar! ©, ¿Alumnos o Clientes? ©,  son Propiedad Intelectual de José Castelló.
Copyright © José Castelló. Todos los Derechos Reservados

No hay artículos relacionados.


Deja una respuesta

Reglas para Comentarios: La formación que imparto desde José Castelló Executive Education requiere por mi parte, de tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación, con el propósito de difundir conocimientos de alto valor añadido para sus alumnos. Todos aquellos comentarios destinados a animarme, y a ayudarme en tal propósito, son bienvenidos: ¡Gracias por alegrarme el día!. Cualquier otro tipo de comentario, será borrado y el usuario bloqueado. También se eliminaran o editaran links de terceros con fines promocionales. Por favor no pongas tu URL en el comentario pues será marcado como spam y por favor utiliza tu nombre PERSONAL y no tu tarjeta profesional o de negocio. Pásalo bien, y bienvenido a la mejor Business School del Mundo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Dani

    ¡Hola Jose!

    Por suerte, no he cometido ningún error, pudiendo ser uno de tus afortunados alumnos y mi cuenta bancaria no hace más que agrandarse 🙂

    Como todos los conocimientos que impartes, esto es totalmente trasladable a muchos aspectos de la vida personal y profesional y recientemente lo he utilizado con una persona que me estaba haciendo perder el tiempo con su actitud, dejándole claro que yo no era «de la mayoría».

    La decisión la tome de forma inmediata, porque era lógica (como hacer formación contigo) y la otra persona no entendió que fuera implacable, como quizás tampoco lo entendió el que creía ser tu «cliente», a la recepción de tu email.

    Por cierto, en la serie de moda «Cobra Kai», secuela de Karate Kid, también se aprecian estas actitudes, así como las distintas consecuencias de elegir al Maestro correcto: 30 años después, Daniel San es un empresario exitoso, mientras que Johnny Lawrence ha acabado como los que compran todos los vídeo cursos…

    Muchas gracias por cambiar mi vida y la de los que están a mi alrededor, incuso en los pequeños detalles, que a la larga se convierten en resultados mayúsculos.

    ¡Pura Vida Maestro!
    Daniel San

    Responde
    1. José Castelló Post author

      ¿Alumnos o Clientes?: Sólo Alumnos

      ¡Muchas gracias Dani por tus palabras!

      Estas diferencias que a veces son tan sutiles, pero tan sumamente importantes a la hora de marcar los resultados obtenidos, muchas veces pasan totalmente desapercibidas o son confundidas entre sí.

      Afortunadamente tú eres uno de mis muchos Alumni, que no tan solo las distinguen claramente, sino que además trabajan incansablemente para ser receptores del mejor entrenamiento y formación.

      Estoy orgulloso de ello y de los fantásticos resultados obtenidos.

      ¡Pura Vida!
      PD: Excelente el paralelismo con la nueva serie televisiva 🙂

      Responde
  2. Paco

    Tuve la suerte de hacer el master en Bolsa, y ahora, después de 6 meses, de dedicar muuuuuchas (muchas muchas) horas a estudiar empresas, tengo algo parecido a un checklist!
    El checklist siempre estuvo ahí, en el material que nos diste, pero es como un «escape room», a medida que vas descubriendo llaves, llegas a un nuevo nivel. El objetivo es pasar de nivel! (y mis resultados están ahí, ya lo sabes).

    El checklist tenía un significado hace 6 meses, tiene otro ahora, y tendrá otro dentro de 2 años, estoy seguro. Eso es lo chulo de tu formación. Es todo lo grande que UNO MISMO la pueda hacer crecer después.

    Gracias Josep, como siempre.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      ¿Alumnos o Clientes?: Solo Alumnos

      ¡Muchas gracias Paco por tus palabras!

      Es un verdadero placer tener a alumnos cómo tú, que entienden a la perfección que la mejor formación es una potentísima herramienta, pero que dicha herramienta por sí sola, nunca hará el trabajo.

      Hace falta la tarea inteligente y perseverante del alumno, para sacarle rendimientos espectaculares.

      Desde un inicio, tú demostraste esta capacidad de trabajo y nunca te reclinaste al estilo cliente «aquí que me las traigan todas».

      Meses después de completar tu paso por mi Executive Master de Inversión en Bolsa, los resultados espectaculares de tu cartera hablan por sí solos.

      Pero lo más importante, y lo que me hace sentir más orgulloso, es que has captado la idea vital de que un buen inversor nunca lo sabe todo, y se esfuerza constantemente por ser mejor cada día.

      Tú cumples con creces este modelo.

      Y esto me hace saber que ahora eres mucho mejor inversor que antes, pero estoy seguro de que con el paso de los años todavía conseguirás superarte a ti mismo aún más.

      Al fin y al cabo, esta es la famosa magia del interés compuesto: el tiempo es el mejor aliado de los buenos inversores.

      ¡Ha sido un placer, el poder contribuir a mejorar tu magia!.

      ¡Pura Vida!

      Responde
  3. David Porta

    hola José,

    que ganas tengo de que me invites a uno de tus cursos. Sé que lo conseguiré y sé que iré. Aprenderé mucho, mucho, mucho y luego lo practicaré mucho, mucho, mucho y mucho.

    De momento tu libro y el mail del primer sábado del mes es sagrado. He aprendido mucho y he aplicado mucho de lo que me has enseñado, pero lo aplico en todos los ámbitos de la vida y se nota mucho.

    Doy gracias por haberte conocido, doy gracias porque me dejes formar parte de tus alumnos y poder recibir tu regalo cada mes. Pero tengo enormes ganar de recibir tu master class. Lo conseguiré.

    gracias ,
    David Porta

    Responde
    1. José Castelló Post author

      ¿Alumnos o Clientes?: Solo Alumnos

      ¡Muchas gracias David por tus palabras!

      Yo también estoy muy contento de contar contigo cómo alumno desde ya hace años.

      Cómo bien dices, los principios y conocimientos que enseño, no se aplican tan solo a la carrera profesional, los negocios y las inversiones.

      Al igual que tú, yo los aplico en todos y cada uno de los ámbitos de mi vida, y los resultados no podrían ser mejores.

      También estoy seguro de que acabarás asistiendo a mis Programas de Formación y Entrenamiento, porque desde un buen principio has demostrado la actitud adecuada, que precisamente comentamos en este artículo, y has demostrado tener la capacidad de trabajo y perseverancia que requiero de los asistentes a los mismos.

      Estaré encantado cuando llegue ese momento.

      Hasta entonces, da gusto ver cómo continúas aprendiendo religiosamente de mi libro y del Training mensual vía e-mail.

      ¡Sigue dándole duro!
      ¡Estoy seguro que coincidiremos bien pronto!

      ¡Pura Vida!

      Responde
  4. Marcos

    Hola Jose!

    Hasta que me invites a tu Master de Inversión en Bolsa seguiré con mi plan de inversiones con aportaciones periódicas (fondos índice de gestión pasiva).

    Ojala pudiese hacer tu Master!!

    Cuidate mucho!

    Responde
    1. José Castelló Post author

      ¿Alumnos o Clientes?: Solo Alumnos

      ¡Hola, Marcos!
      ¡Muchas gracias por tu mensaje!

      Al igual que tú, muchos excelentes alumnos me están pidiendo participar en la próxima edición del Executive Master de Inversión de Bolsa.

      Cómo ya sabes, para mí es clave que mis alumnos consigan resultados espectaculares. Para ello es imprescindible entrenar a un muy reducido número de alumnos en vivo.

      No se puede entrenar a multitudes y obtener los mismos resultados («Quien mucho abarca, poco aprieta»).

      Claro está que soy el único «primo» que cree esto, mientras el 99%+ del mundo se dedica a vender video-cursos de inversión en bolsa.

      Obviamente está opción es inmensamente más popular, porque:

      1- los vendedores se hacen de oro vendiendo el info-producto, y
      2- los compradores pueden «aprender» desde casa y sin esfuerzo, cómo si vieran Netflix unos 15 minutos al día.

      Pero bueno, ya para mí es una costumbre vital seguir la opción menos transitada y más difícil 🙂

      Estoy seguro de que cuando llegue la próxima edición, serás de los primeros candidatos en aplicar, y espero que está vez puedas hacerte con uno de las codiciadas plazas del Máster.

      Mientras tanto, sigue sintonizando este canal: muchas cosas buenas están por venir.

      ¡Un fuerte abrazo y Pura Vida!

      Responde
  5. Guillermo Novillo

    ¡Buenas Jose!

    Que bueno el artículo como siempre. He de decir que aquí se puede destacar tu experiencia con las artes marciales. Yo he tenido la suerte de ser alumno de un profesor increíble de capoeira y justamente me comentó lo mismo que comentas en este artículo. Mucha gente acude a él pensando que les va a enseñar las acrobacias más fascinantes en una clase de una hora. En muchas de las conversaciones que he tenido con él, siempre me ha expuesto lo mismo:

    «Para aprender de mi, la persona debe mostrar el carácter de ser un buen alumno y poner la dedicación necesaria».

    El problema que me comentaba él en este caso es que la gente quiere invertir poco y ver resultados rápidos. De ahí la importancia de tu post sobre el esfuerzo:

    http://www.vivesintrabajar.com/trabajo-eficiente/el-esfuerzo-traidor/

    Lo que comentas aquí es de vital importancia para seguir progresando. Muchas gracias por aportar tu granito Jose.

    Un fuerte abrazo y pura vida.

    Guillermo

    Responde
    1. José Castelló Post author

      ¿Alumnos o Clientes?: Solo Alumnos

      ¡Muchas gracias Guillermo por tu comentario y por compartir tu fantástico ejemplo con toda la Comunidad de Alumni!

      Estoy 100% de acuerdo con lo que compartes.

      En mi Business School, entreno a mis alumnos para ganar dinero, invertir bien, y lograr metas asombrosas.

      Pero NO en plan, de ganar unos Euros más al mes, sacar un poquito de rentabilidad a unos ahorrillos, y conseguir tener una semana más de vacaciones al año.

      Todo lo contrario.

      Les formo y entreno para ganar dinero en cantidades que les cambian la vida, invertir de manera rentable y consistente a lo largo de décadas, y conseguir hitos que están solo al alcance de una minoría en este planeta.

      Yo entreno a mis alumnos a ser de los que más ganan, mejor invierten y consiguen logros con los que muchos ni se atreven a soñar.

      Para lograrlo, el aspirante debe entender que lo que se propone es extremadamente difícil y que tiene todas las probabilidades del Mundo en su contra antes de empezar. Yo así lo hice cuando empecé este mismo camino ya décadas atrás.

      Si lo hace, ya llega con esta actitud correcta de Alumno decidido a poner toda la carne en el asador para lograrlo.

      Por el contrario, el cliente ya empieza con las preguntas incorrectas:

      *¿Cómo sé yo que tu Programa es el mejor?
      *¿Me garantizas resultados?
      *¿Cuál es la Política de reembolsos?
      *¿Puedo dedicarle solo un par de horas a la semana?

      Yo solo puedo y quiero ayudar al primer tipo de candidato.

      El segundo, deberá aprender esta lección por la vía larga y dura: Si vas de cliente por la vida buscando que te lo den hecho, te tocará pagar el precio de los que te vendan.

      Y además lo pagarás tres veces:

      *Perdiendo dinero en comprar conocimientos incorrectos que nunca darán resultados
      *Perdiendo dinero al aplicarlos, y
      *Perdiendo años de tu vida divagando en un camino sin salida.

      ¡Un fuerte abrazo para U.K. y Pura Vida!

      Responde
      1. Guillermo Novillo

        Claro que sí Jose, no lo podrías explicar mejor. La mayoría de las veces el precio a pagar es muy alto, en una mano tienes que la inversión es elevada porque el retorno es alto pero por el contrario está la «inversión» baja pero con un retorno muy bajo. Lo cierto es que los años van pasando y estar dando vueltas en círculos no es la manera de avanzar.

        Por eso está claro que cuando se reconoce a un verdadero maestro no debería de haber ninguna duda y asumir la responsabilidad que le toca a cada individuo.

        Por cierto en Diciembre ya volví de UK, ya estoy por territorio español!!

        ¡Un fuerte abrazo!

        Guillermo

        Responde
        1. José Castelló Post author

          ¿Alumnos o Clientes?: Solo Alumnos

          ¡Muchas gracias Guillermo por tu update!

          Me alegro mucho saber de tu retorno. Estoy seguro de que será para mejor 🙂

          En tu respuesta, de nuevo tocas acertadamente dos puntos vitales que se le escapan a la mayoría de la gente.

          Incluyo los artículos correspondientes para todos los Alumni que siguen la conversación:

          1- La importancia de no confundir lo caro con lo barato

          2- La importancia de saber reconocer y aprovechar las buenas oportunidades

          ¡Un fuerte abrazo y Pura Vida!

          Responde
  6. Ferran

    — What kind of bike do you have?

    A Honda? Suzuki?

    — It’s a Miyagi Turbo.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      ¿Alumnos o Clientes?: Solo Alumnos

      ¡Agradecimiento y sentido del humor, todo en uno en tu comentario!
      ¡Muchas gracias y Pura Vida!

      Responde