El ahorro sexy

Vive sin Trabajar - El ahorro sexyCuando alguien me pide que resuma el método que he seguido para vivir la vida que llevo, le digo que lea ¡Vive sin trabajar!. Después de años de esfuerzo de síntesis para escribirlo, y toda una vida de aprendizaje,  sinceramente no creo que pueda hacerlo mejor en un minuto de forma improvisada.

A pesar de ello, mi interlocutor sigue insistiendo a menudo, por lo que he desarrollado un siguiente nivel de contraataque: la síntesis extrema. Entonces le respondo, que se trata de generar más ingresos, ahorrar, e invertir inteligentemente.

Esta respuesta suele dejar feliz al inquisidor que por un momento cree que se ha librado de la lectura completa de las páginas del libro.

No obstante, pasados unos segundos, mi interlocutor, que ya ha procesado mentalmente la respuesta, lanza la siguiente pregunta, que para mi sorpresa, suele ser invariablemente sobre cómo ganar más dinero, o bien en qué invertirlo (en lugar de preguntar “cómo” invertir,lo que sería más apropiado).

Y digo para mi sorpresa, porqué de los tres elementos básicos de los que consta el plan (generación de ingresos, ahorro, e inversión), para mí, sin duda alguna, el más importante es el ahorro.

Eso me lleva a diversas conclusiones:

La primera es que ganar dinero o invertir son términos mucho más sexys que ahorrar, o que cómo mínimo, despiertan un mayor interés popular.

La segunda, es que desde pequeños, en general nadie nos hace mucho hincapié en el asunto del ahorro. Sí nos hablan mucho de lo importante que es ganar dinero, aunque a menudo no nos enseñan cómo, y en algunos casos, incluso oímos hablar de invertir, aunque el uso del término ha degenerado de manera tal, que en la mayoría de los casos se trata de una mera especulación.

La tercera, es la toma de conciencia del poder del marketing y la publicidad. Los medios, y el estilo de vida consumista, nos bombardean incesantemente con el mensaje más o menos directo, o en otros casos subliminal, de qué es más feliz quién más gasta o más posee. Por lo tanto, el gasto, tiene mucho mejor marketing que el ahorro (no gastar, o diferir el gasto).

Finalmente, y llevando las cosas al extremo opuesto, las entidades financieras, las compañías de tarjetas de crédito y los prestamistas se encargan de publicitar el endeudamiento. Si bien gastar es lo opuesto de ahorrar, el endeudarse, es decir pedir prestado para comprar, sería el superlativo antónimo del ahorro. Y aún así, tiene mucho más sex-appeal, que el ahorrar.

A la vista de estos hechos, he decidido que podría ser interesante, realizar un pequeño ejercicio de marketing en favor del ahorro, con el objetivo de volverlo mucho más atractivo, para que puedas practicarlo a menudo con el fin de mejorar tu calidad de vida.

Es por ello que aquí he relacionado los argumentos más importantes e interesantes por los que vale la pena ahorrar con intensidad. Espero te sirvan de ayuda y motivación, cada vez que te dediques a este noble ejercicio.

Aquí está la lista:

1-      Los beneficios de Mi Vida S.L

La primera razón a favor del ahorro para mi es la más evidente, a la vez que la más poderosa y lógica.

Considera las siguientes 3 empresas, cuyos resultados son constantes en el tiempo. Por un momento, supón que te propusiera ser el propietario de una de estas tres empresas, de forma totalmente gratuita (Datos en Millones de Euros (ME)):

Empresa A: Ingresos 100 ME. Gastos 120ME. Pérdida (Beneficio Negativo) – 20ME

Empresa B: Ingresos 50 ME. Gastos 49 ME. Beneficio +1ME

Empresa C: Ingresos 10ME. Gastos 1ME. Beneficio +9ME

¿Cuál elegirías?

No hace falta ser un genio de las finanzas, para saber la respuesta correcta: la empresa C. Es decir, la que genera más beneficios por año (9 Millones de Euros en nuestro hipotético caso)

El beneficio económico, se define cómo la diferencia entre los ingresos y los costes. Cuanto más grande es, mejor para la empresa, y para su propiedad. Cualquiera entiende que cuantos más beneficios mejor. Y esto es porque el marketing de empresa, es mucho mejor que el marketing de la vida personal. Por eso llaman a beneficio a dicha diferencia.

En la empresa de tu vida (Mi Vida S.L, o Nuestra Vida S.L. si vives en familia), se aplica la misma filosofía, con la única diferencia que en vez de llamar beneficios a la diferencia entre ingresos y gastos, se la llama ahorro. Está claro que beneficios suena mucho más sexy que ahorro que suena bastante mal, pero aun así el concepto subyacente es el mismo. Y es por eso que creo que cualquiera que mire y procure por la buena salud económica de Mi Vida S.L, debe dedicar un esfuerzo importante y constante a mantener y aumentar los beneficios de la misma, es decir a ahorrar.

No obstante el marketing dirigido a nuestra vida privada, ha tendido publicitar la idea de que la mejor Mi Vida S.L. es la que genera más ingresos, o incluso la que tiene más costes (no me imagino ningún empresario, interesado en maximizar sus costes de manera ilimitada!), cuando en realidad, la prosperidad viene definida por la diferencia (positiva), entre ambos términos. Cómo es de suponer, las empresas, que en general son más eficientes en el uso del dinero, han aprendido esta lección de manera más rápida, debido a que su supervivencia depende de ello. No obstante hay mucha gente que sigue ignorando la importancia de tener unos buenos beneficios, o lo que es lo mismo, de ser capaz de ahorrar con consistencia.

2-      Comprando dulces sueños y libertad

Uno de los problemas iniciales que tuve con el ahorro fue saber cuál era su objeto final o su utilidad.

De una manera más intuitiva que razonada, intuía que no era bueno endeudarse, ni gastar todo lo que ingresaba. Pero una vez empiezas a amontonar billetes en una cuenta bancaria, las presiones del gasto empiezan a crecer.

Parece que existe el denominado efecto del “dinero que quema en el bolsillo”. Todo ello hace que aparezcan distintas formas de malgastar el dinero como puedan ser las falsas oportunidades de inversión, hipotecarse para adquirir tu vivienda habitual, o formas de gastar por gastar, cómo por ejemplo adquiriendo el tercer automóvil que no necesitas.

Cuando las presiones a favor del gasto crecieron hasta puntos insólitos (el marketing del sistema es realmente bueno), me vi forzado a pensar más profundamente sobre el tema del ahorro, buscando una respuesta sobre su objeto fundamental.

Finalmente hallé dos resultados que me complacieron y que funcionan bien para mí.

El primero se relaciona con el sueño.

Debido a mi carácter previsor, me resulta más fácil dormir bien por las noches sabiendo que un buen nivel de ahorro, hace de colchón de seguridad frente a cualquier imprevisto. La tranquilidad, de no tener que preocuparme por el que pase mañana, o pasado, o el año que viene, me permite dormir relajado y tranquilo, y hacer frente a los imprevistos de la vida.

Obviamente, hay gente que es capaz de tener problemas horribles, o de endeudarse por siete vidas, y dormir plácidamente por la noche. Cómo este no es mi caso, el ahorro, compra para mí este sueño reparador que realizo cada noche. Y eso durante una larga vida, vale su peso en oro.

El segundo se relaciona con la libertad.

Más allá de los caprichos materiales, todos necesitamos unas adquisiciones mínimas de alimentos, medicinas, alojamiento, vestimenta, y educación, y todas ellas cuestan dinero.

Si no tienes nada ahorrado, dependes al 100% de tu empleador, de tus clientes, de tu negocio, etc… para proveer dicho dinero, por lo que te puedes ver envuelto en desagradables situaciones de dependencia de los mismos. ¿Cómo evitar al cliente abusador cuando necesitas sus ingresos para comer el mes que viene? ¿Cómo evitar la propuesta deshonesta de un empleador si hay que pagar el colegio de los hijos? Se pueden dar muchas situaciones, a las que será difícilmente plantar cara, si no dispones de unos buenos ahorros.

Por lo tanto, el ahorro, compra libertad y la independencia, de poder hacer lo correcto y de hacer lo que te apetece. Y eso también vale su peso en oro.

A partir de ese momento, cuando alguien me instaba a malgastar el dinero, aludiendo a que no había una mejor cosa que hacer con él, yo ya tenía claro, que había cosas mejores en que utilizarlo: sueño y libertad.

3-      La gasolina y el flotador del buen inversor.

En mi experiencia las buenas oportunidades de inversión se presentan solo de vez en cuando. No llaman cada día a tu puerta. Y es por ello que cuando lo hacen, es recomendable que tengas a) la capacidad de reconocer la oportunidad, b) la valentía de aprovecharla, y c) el dinero necesario para llevar a cabo dicha inversión.

Las dos primeras cualidades se obtienen con paciencia, estudio y un carácter bien trabajado. Sin embargo, la última es fruto del ahorro.

Durante muchos años, ahorré, con el único resultado visible de amontonar un billete detrás de otro. El ahorro no parecía una actividad emocionante, ni muy productiva.

Pero esto cambió el día que empecé a tener la suficiente habilidad intelectual y mental para invertir. Y cuando esto sucedió, tenía ya una buena cantidad de ahorros, durmiendo en el banco, dispuestos a ser utilizados como gasolina para mi nuevo vehículo de inversión.

Cómo los viejos proverbios presagian, se podría decir que la oportunidad favorece a la mente preparada, o que el maestro aparece cuando el alumno está listo. Y es por ello que las oportunidades a menudo se presentan en la puerta del ahorrador, y es entonces cuando parte del esfuerzo que este ha realizado difiriendo el gasto, se ve recompensado por la vida y la fortuna. Se puede decir que el ahorro es la gasolina que mueve el motor del buen inversor.

Adicionalmente, hay otro super-poder del ahorro que acompaña al buen inversor.

A diferencia de muchos supuestos gurús y expertos financieros, mi habilidad para predecir qué va hacer una empresa y más concretamente su cotización, mañana, el mes que viene, o el año siguiente, es nula. No tengo ni idea.

Lo único que sé, es que si adquiero empresas rentables y competentes en el tiempo, y lo hago a precios razonables, en el largo plazo, mi salud económica mejorará.

Esto implica que es necesario tener un buen colchón del que vivir a la espera que se materialice este “largo plazo” indefinido. Por tanto si bien una buena parte de mis ahorros están bien invertidos generando beneficios, otra buena parte, me sirve de colchón para evitar depender exclusivamente de los anteriores. De esta manera, puedo dormir tranquilo independientemente de lo que hagan los mercados, con la tranquilidad de saber que mis ahorros, son y serán, mi flotador durante las tempestades financieras, y que adicionalmente  me libraran de la tiranía de tener que seguir el día a día de los mercados, con los posibles daños psicológicos que ello comporta.

4-      El ahorro sostenido y la vida casi infinita.

Cómo sabes, vivir para siempre es imposible, y creo que hasta cierto punto, no recomendable.

No obstante, la esperanza de vida cada vez se alarga más en los países desarrollados, por lo que es probable, que te toque vivir una larga vida.

Una vez más, mi capacidad para predecir la duración de mi estancia en el planeta es nula, por lo que me ha parecido prudente cubrirme frente a posibles duraciones anormalmente largas de la misma.

Es por ello, que sí año tras año, consigues ahorrar a un ritmo elevado, no deberás preocuparte de resolver dicha incógnita, ya que cada año serás más rico.

De esta manera, cuanto más vivas, más recursos tendrás si eres un buen ahorrador. Por lo tanto, tu longevidad, pasará a depender de otros factores, pero no del económico.

De lo contrario, si no eres un ahorrador consistente, la salud económica de Mi Vida S.L., irá empeorando con los años, pudiendo ser especialmente crítica en su etapa final, donde suelen aumentar los gastos relacionados con la salud y las atenciones médicas.

Hay muchas cosas que no están en tu mano controlar, pero no es el caso de la consistencia y la perseverancia de tu ahorro.

5-      El ahorrador desafiante contra los expertos en Macro-Economía

Finalmente, el ahorrador también ha de hacer frente a menudo, con el clásico “experto” en economía, que explica que si todos ahorramos, el consumo se retrae y eso es malo para el sistema. Que debes aumentar el gasto y el consumo para que el sistema marche bien.

Una vez más, mis nociones de economía son bastante limitadas, por lo que me remito a un sentido común bastante obvio para rebatir dicho argumento.

El ahorrador inteligente, si bien retiene o difiere una parte de su gasto, es realmente constante en el mantenimiento de su consumo. Es decir, yo sigo consumiendo los mismos bienes y servicios, desde hace años de manera sostenida e incremental (Aunque mi gasto haya aumentado, mi ahorro lo ha hecho más). Por lo que ello es más beneficioso para el sistema.

No veo ninguna empresa, que no esté interesada en tener clientes fieles, que cada año aumenten su consumo de una forma incremental, y que son ajenos a crisis y ciclos económicos.

Mientras que los grandes consumidores de la época de las vacas gordas, ahora están desparecidos, liquidando deudas y en ocasiones generando impagos y pérdidas sustanciales al sistema, el vigilante ahorrador, sigue consumiendo al ritmo de siempre, ajeno o cualquier vaivén de la economía.

Por lo tanto, en mi modesta opinión, el ahorrador, no tan solo es bueno para el sistema económico, sino que lo hace más estable y menos volátil. Evitando los excesos de gasto en las épocas de euforia, puede mantener el nivel de consumo en las épocas de depresión, y por lo tanto, no se decanta por las vacas ni gordas ni flacas, sino que produce con consistencia, vacas en forma.

6-      Clientes satisfechos: Ahorradores célebres

Finalmente, y cómo suele pasar, ya ha habido gente mucho más inteligente que el escritor de este post, que descubrió las enormes bondades del ahorro, mucho antes que él lo hiciera.

Es por ello que te dejo con algunas de sus perlas de sabiduría, con la intención de suponer que quizás sus argumentos puedan ser más poderosos que los míos, en mi humilde intento de mejorar el posicionamiento del concepto ahorro en tu mente.

Espero que las disfrutes, y sean tu guía para ser un ahorrador feliz y próspero:

Benjamin Franklin: “Quién compra lo superfluo, no tardará en verse obligado a vender lo necesario”

Séneca: “compra solamente lo necesario, no lo conveniente. Lo innecesario, aunque cueste un solo céntimo es caro”

Pablo Picasso: “Me gusta vivir pobre…pero con mucho dinero”

John Wesley: “Gana todo lo que puedas, ahorra todo lo que puedas, da todo lo que puedas”

Goethe: “Bueno es en verdad adquirir, pero es mucho mejor conservar”

Ángel Ganivet: “Quién vive con más deshago no es el que tiene más, sino el que administra bien lo mucho o poco que tiene”

Samuel Johnson: “El hombre que sabe gastar y ahorrar es el más feliz, porque disfruta de ambas cosas”

7-      To be continued…(Continuará)

Este post es el primero de una trilogía, destinada a contestar de manera abierta, a todos los suscriptores que me preguntan, en qué invertir su dinero. La continuación del mismo, es esta: “Inversión y especulación: Confusiones habituales”.

Si te ha gustado este post y quieres recibir los siguientes de esta SAGA de Economía Personal, para mejorar tus finanzas, y evitar las maneras más comunes de perder dinero, no lo dudes: hazte VIP y suscríbete. Recibirás en tu e-mail, contenidos altamente prácticos que te cuentan lo que nadie más quiere que sepas. Es 100% gratis y libre de spam.

¿QUIERES DECIDIR CUALES VAN A SER LOS PRÓXIMOS POSTS?: VOTA A TRAVÉS DE COMPARTIR

Muchos suscriptores me piden más posts sobre temas muy variados. De hecho, la lista de posts que tengo en cola por escribir, supera con creces mi capacidad para producirlos. No obstante, si que aplico un orden de prioridad para hacerlo. Pero he pensado: ¿Porqué aplicar mi criterio personal en lugar del tuyo?.

Es por ello que he decidido aplicar un sistema de priorización de los nuevos posts basado en tu voto.

Escoge los posts que más te gusten, por su temática, contenido, aprendizajes, etc… y compártelos al máximo con los botones sociales aquí abajo (Facebook, Linked In, Twitter, etc…). Cada lector puede compartir cada post en tantas Redes Sociales como desee.

Así de esta manera, los posts que hayan sido más compartidos y generen más lectores, me indicarán las temáticas a priorizar para los próximos posts.

Gracias por ayudarme a hacer mi esfuerzo más eficiente, y a beneficiarte de ello, obteniendo más material que sea de tu interés específico. ¡Gracias por compartir!.


Deja un comentario

Reglas para Comentarios: El Proyecto de ¡Vive Sin Trabajar! requiere por mi parte, de tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación, con el propósito de difundir conocimientos de alto valor añadido para sus lectores. Todos aquellos comentarios destinados a animarme, y a ayudarme en tal propósito, son bienvenidos: ¡Gracias por alegrarme el día!. Cualquier otro tipo de comentario, será borrado y el usuario bloqueado. También se eliminaran o editaran links de terceros con fines promocionales. Por favor no pongas tu URL en el comentario pues será marcado como spam y por favor utiliza tu nombre PERSONAL y no tu tarjeta profesional o de negocio. Pásalo bien, y bienvenido a la República Independiente de mi Blog.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Frida Soriano

    Gracias por recordarme lo importante que es el ahorro y tambien por tu gran incentivo a hacerlo despues de leer tu articulo de El Ahorro Sexy. Estoy en ese camino, ¡pero debo mejorar todavia mas!.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Gracias a ti Frida por tu comentario!
      Como dice un buen amigo mío, es “Ahorra o Nunca” 😉
      Un abrazo!

      Responde
  2. Olga

    Gracias por tu generosidad al compartir con los demás tus experiencia y sabiduría. Por otro lado, llevo años intentando -como muchísimas otras personas, seguramente- averiguar cómo ingresar lo suficiente para poder ahorrar cuando tus ingresos son los justos para comer, dormir y nada más…. De todos modos sigo insistiendo y hasta que dé con la respuesta acertada no pararé 🙂

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Gracias a ti Olga!
      Tienes lo más importante que se precisa para resolver este tema: la perseverancia!
      La mayoría de los que no lo consiguen es por falta de la misma!
      Un fuerte abrazo y ánimos!

      Responde
  3. Ana

    Me parece muy interesante y práctico , además de real , lo que cuentas en este post sobre el ahorro, ¡,,, toda una verdad!!!!
    Yo estoy en ello, lo que no consigo hacer o pillar es el plan de ahorro para el futuro de mis hijos, no encuentro el fondo adecuado, si me puedes dar alguna pista más……. Lo busco. Gracias.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Hola Ana!
      Gracias por tu comentario!

      Respecto a lo que me comentas, lo principal es que tus hijos reciban una buena formación económica (ese es el mejor flotador que les puedes dejar ;)).
      Adicionalmente a eso, si tienes un buen horizonte de inversión (20 años en adelante), siempre es fácil y practico realizar aportaciones periódicas a un fondo índice de bajo coste. Pero como siempre digo, primero has de saber muy bien donde te metes y para qué, sino el fracaso está casi asegurado.

      Un fuerte abrazo para toda la familia y gracias por seguir, recomendar y regalar!

      Responde
  4. Xavier

    Hola José tienes toda la razón todo lo que has explicado es verdad y de sentido común. Tengo 32 años hace años que estoy ahorrando sin endeudarme y invirtiendo los ahorros en renta fija y renta variable sacando rentabilidades atractivas. He leído tu libro y tus consejos me sirven para no depender de los demás económicamente y ser libre y dueño del tiempo, porque el tiempo es vida!!
    Gracias

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Gracias a ti Xavier por tu comentario, y por compartir con todos que cada vez hay más gente que está en esta vía.
      Felicidades y ánimos en tu propósito!

      Responde
  5. Toni

    Hola José,

    Entre en una librería buscando alguien que creyera que se podía vivir sin trabajar y que me enseñara a hacerlo el día que empece mis clases de surf. Imagínate mi sorpresa al encontrar un libro titulado “Vive sin trabajar” donde en la portada aparece “medio” surfista.

    Llevo leída la primera parte y veo muchos fallos en lo que hago, aunque me veo capacitado para arreglarlos mientras hago pequeñas incursiones en la segunda parte de tu libro.

    Espero poder tomarme un cóctel algún día contigo en una playa paradisíaca y contarte como conseguí pasar al pequeño tanto por ciento desconocido que sabe como conseguir las cosas, aplica esos conocimientos y lo acaba consiguiendo.

    Saludos,

    Toni

    Responde
    1. Toni

      Hola Jose,

      Tu libro me está encantando y me estoy dando cuenta de que para vivir sin trabajar, hace falta trabajar mucho antes. Felicidades por tu redacción amena, divertida y sobre todo instructiva.

      Te quería comentar que me he quedado sorprendido de la “poca” cantidad de dinero que hace falta para retirarse, ya que me imaginaba una cifra con mas ceros. Antes de empezar, ya estoy mas cerca de la meta de lo que me pensaba.

      No obstante, te quería hacer una observación. No he visto que en la fórmula del ahorro total (la que calcula cuanto dinero nos hace falta para vivir sin trabajar) cuentes la infación que sufren los precios cada año. En mi opinión, este seria un tema importante ya que cada año tendriamos menos dinero. Si esto fuese un error, me he permitido la libertad de buscar como solucionarlo, ya que seria tan fácil como restarle el tanto por ciento de inflación previsto a los intereses netos anuales.

      Gracias otra vez por el libro.

      Responde
      1. José Castelló Post author

        Hola Toni!

        Lo que comentas es cierto y está hecho a propósito (no se trata de un error).
        Cuando decidí escribir y publicar “¡Vive Sin Trabajar!”, tuve que enfrentar un dilema complicado.
        La mayoría de libros de auto-ayuda o de empresa, son muy motivadores pero, pero tienes pocas herramientas aplicables.
        Por otro lado, si das todas las herramientas hasta el último detalle, corres el riesgo de “crear” lectores vagos que apagan sus cerebros y se limitan a aplicar recetas como robots.

        Así que finalmente, me decidí por el formato que aprecias en el libro, en el que además de motivar usando el sentido común, ofrezco guiones e ideas bastante aplicables paso a paso, sin acabar de ser un “manual para dummies”.

        De esta manera logro el objetivo que tu manifiestas en tu comentario.

        En la fórmula concreta tu has creído conveniente ajustar tu número a la inflación (me parece muy bien!).
        Otro lector calculará una media de Factores G, puesto que quiere vivir en distintos países cada año, o tener dos residencias.
        Otro, estimará una serie de gastos crecientes o decrecientes con su edad, y así sucesivamente.
        El numero de modificaciones y matices es casi infinito y muy personal.

        Al final, habré conseguido mi objetivo: animar a lectores pensantes a solucionar sus problemas de una manera inteligente.

        Como dijo Keynes (que fue un gran inversor): “Better roughly right, than precisely wrong” – (Mejor correcto de forma aproximada, que equivocado de forma precisa).

        Un fuerte abrazo por seguir, recomendar y regalar!

        Responde
    2. José Castelló Post author

      Muchísimas gracias Toni!
      Toma buena nota de lo cóctel 😉
      Un fuerte abrazo y ánimos en tu empeño!

      Responde
  6. Fuad Ridaoui

    Gracias por tan excelente post. Es verdad que a veces escuchando a ciertos expertos decir que el ahorrar es una perdida de tiempo y dinero porque el se desvaloriza cada año, aunque si es cierto que aconsejan que se hagan inversiones para generar mas riqueza, ese concepto de ahorrar es perder dinero como bien dices en tu post es erróneo, ya que si ahorras entonces si tendrás lo suficiente para hacer las inversiones correctas. Un saludo.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Gracias a ti Fuad por participar!
      Un abrazo y buen ahorro!

      Responde
  7. Oscar Rodriguez

    Buenas tardes José
    me ha gustado mucho el capitulo del ahorro por % que tienes en el libro, negociando en el momento que se tiene efectivo y crear como un hábito la negociación de prácticamente cualquier compra.
    Expones varios ejemplos al respecto, y me llama la atención los descuentos que marcas en ciertas cosas. ¿podrías realizar un post de hábitos de compra?. Eres muy partidario de las compras on line con descuentos, aunque no generen el valor de riqueza en la zona?.
    podías ponernos ciertos ejemplos y paginas web que uses para realizar ciertas compras y ahorrar como comentas un descuento de un 17% en el coste anual. Pensar en esas cifras son estimulantes
    un saludo y gracias por la visión diferente que nos ilusiona.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Hola Oscar!
      Muchas gracias por participar y por tu comentario.
      Muy buenas observaciones, que me parecen muy interesantes.
      Cómo tu bien apuntas, generan suficientes conceptos interesantes cómo para hacer un post práctico.
      Lo pongo en cola de mi larga lista de producción 😉
      Un fuerte abrazo y gracias por seguir, recomendar y regalar!

      Responde
      1. Oscar Rodriguez

        Parece mentira pero ha sido la primera vez que dejo un comentario en un blog, pero me encanta la visión y planteamiento que haces de muchos temas, hace tiempo que pensaba algo parecido, pero me sentía raro por no estar de acuerdo con la mayoría.
        Referente al tema de no tener que tener la propiedad e hipotecarse por que sí, acabo de tener una segunda oportunidad.
        Mi vida ha dado un cambio radical: divorcio y reparto de capital.
        Pero por lo menos me he quitado las deudas, así que nueva oportunidad para seguir tus consejos y espero en 5 años poder decirte que me he retirado.
        Un saludo.

        Responde
  8. Andrea

    Hola Jose,

    he descubierto tu blog y llevo ya un buen rato leyendo un post tras otro 🙂

    Me ha gustado especialmente éste del ahorro. Es algo a lo que doy mucha importancia, siempre digo que mes que no ahorro, algo he hecho mal. Y me llama la atención la actitud de la gente, que creen que soy como una abuela por ello (tengo 29 años), y muchas veces me dicen con condescencia que soy joven, que tengo que vivir más (?).

    Tengo mis hobbies, y una vez al año me pego unas buenas vacaciones, pero controlo mucho los gastos que nadie ve y que es donde de verdad se va el dinero: cafés diarios, cenas fuera todos los sábados, ropa que nunca usaré… para mí el secreto del ahorro está en el ocio y los gastos “tontos”.

    Sé cómo ahorrar, me falta la parte de saber invertir.
    Un saludo y gracias!

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Gracias Andrea por participar!
      Me alegra mucho leer tus líneas, y ver que tienes la cabeza tan bien amueblada a los 29 años.
      Sigue por este camino, que es el que he seguido yo, y no te preocupes por las voces críticas que comentas, no he conocido nunca a nadie al que el gasto descontrolado, desmesurado, y sobre todo ineficiente haya hecho feliz.
      Cuando todos ellos acusen la falta urgente de dinero, tú nadaras en seguridad y prosperidad 😉
      Un fuerte abrazo!

      Responde
  9. Maria

    José, ¡qué alegría ver que no soy la única que piensa que el ahorro es el primer paso! He tenido la sensación de estar toda mi vida luchando como en un zoco árabe resisitiendo los embites de aquellos que te querían vender cosas, gastos inútiles o condenas de por vida (créditos básicamente que te endeuden). Me sentía como la hormiga frente a la cigarra.
    Ni siquiera compro nada a plazos que generen un aumento del precio sobre el producto. Si puedo permitirmelo, lo pago. Si no, ahorro hasta poder adquiridlo o lo descarto.
    Aparte de tu libro, me reviso el blog de arriba abajo, adelante atrás y soy como un papagayo que voy difundiendo tu “mensaje”.
    Ahora lo que me interesa es cómo conservar el “colchón” del ahorro, controlar las inversiones para que no se evaporen si vienen mal dadas. Y hacer números para jubilarme. Una idea es pagar el mínimo de autónomos para tener una jubilación aunque pequeña, como plan alternativo, realizando trabajos freelance en aquello que me gusta que me vayan financiando los autónomos. Le llevo tiempo dando vueltas. O sea por un lado, ahorro; por otro, invertir el ahorro y por último, pago cuotas seguridad social. Me encantaría saber tu opinión al respecto.
    Si alguien pregunta, llevo años trabajando duro (como tú comentas) para propiciar el ahorro, primer paso para la tranquilidad. Y la libertad. Y funciona.

    Gracias, José, por haberos encontrado. Ya no ando sola.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Post: El ahorro sexy

      Muchas gracias María por tu comentario y por compartirlo con toda la Comunidad de Planners!!.
      Entiendo perfectamente tu emoción, porqué yo experimenté lo mismo cuando ¡Vive Sin Trabajar! se convirtió en Best-Seller y de la noche a la mañana me encontré con miles de Planners alrededor del mundo que compartían mi forma de pensar y actuar. Por años, anduve el camino casi en solitario, y de repente…una gran Comunidad de pensadores independientes se hallaba al otro extremo del teclado: Qué Bello!

      No puedo más que felicitarte y animarte a seguir por el camino que vas!! y sí, acostumbrate: el camino hacia el éxito es el menos transitado. Por eso muy poca gente tiene éxito, porque prefieren ir por la senda más popular y fácil.

      Respecto a tu caso personal, siempre es difícil dar consejos e intento siempre evitarlo. Sin embargo te puedo comentar que mi filosofía es la misma que la tuya: todo lo importante que pueda estar en mi mano, hago que dependa de mi, y por tanto intento NO dejar en manos del Estado (no de terceros), todo aquello importante que YO pueda gestionar.

      Un fuerte abrazo, y sigue pegada a este canal porqué hay cosas muy grandes por venir!!
      Pura Vida!

      Responde