Operación vacaciones : Vivir en el mejor lugar del mundo

Vive Sin Trabajar Operacion VacacionesMucha gente aprovecha sus vacaciones para realizar algún tipo de viaje o desplazamiento, dejar su residencia habitual, y cambiar de aires por unos días.

Descansar, practicar deportes, hacer fotografía o abandonarse a los placeres terrenales, son algunas de las actividades típicas de este período de tiempo.

Sin embargo, si eres un Planner, las vacaciones ofrecen una oportunidad muy interesante para tratar de averiguar, si vives en el mejor rincón del planeta, y por tanto, poder evaluar opciones de mejora con respecto a tu situación actual. De hecho, esto no es incompatible en absoluto con el relax, o la realización de otras actividades lúdicas.

Con un poco de preparación, las vacaciones se pueden convertir fácilmente en una búsqueda prospectiva del paraíso en la tierra.

Si eres un aventurero, este encabezado habrá sido suficiente para que sigas leyendo. Sin embargo si tú YA vives en el mejor lugar del mundo, déjame ponerte a prueba:

¿De verdad eres tan afortunado? : Las matemáticas de la suerte

La verdad es que no lo sé.

Este blog es visitado por miles de lectores en más de 100 países del mundo. Por tanto no puedo confirmar (ni desmentir) que vivas en el mejor lugar del planeta. Lo que sí puedo afirmar es que estadísticamente, no es así.

¿Qué significa eso?

Significa que los números están a mi favor cuando realizo dicha afirmación, y por tanto, habrá una gran mayoría de lectores no viven en el mejor lugar del mundo para ellos. Veamos las matemáticas de dicha aseveración:

En el mundo existen unos 194 países oficialmente reconocidos. Adicionalmente, hay como unos 60 territorios que gozan de una cierta independencia de gestión pero que están representados o asociados con otros países, como es el caso de Groenlandia, que ostenta una relación de mancomunidad de la Corona de Dinamarca.  Así que en resumen, tenemos unos 254 países o territorios que conforman el mundo.

Si siguieras el método científico, probarías el visitar cada uno de estos 254 territorios, para finalmente decidir cual es el mejor país del mundo para vivir (de acuerdo a tus criterios personales).

Dicho esto, puedes concluir que la probabilidad a priori, de que estuvieras ya viviendo en el mejor país del mundo antes de empezar dicho experimento sería de 1 entre 254, o lo que es lo mismo, menor de un 0,4%.  Incluso un amateur en el tema de probabilidades, puede reconocer que no se trata de una probabilidad muy grande.

Si quieres, podemos dar un paso más, y poner de relieve que aunque vivas en un determinado país, dentro del mismo existe una diversidad muy grande entre sus regiones, ciudades y pueblos.

No es lo mismo vivir en Manhattan, que en un pequeño pueblo de la isla más remota de Hawaii, y sin embargo ambos forman parte del mismo país.

Aunque no hay datos exactos sobre el número de ciudades que hay en el mundo, podríamos tomar la cifra estándar de una población mínima de 100.000 habitantes que suele ser la considerada necesaria para obtener la denominación de ciudad, y suponiendo que todo el mundo viviera exclusivamente en estas ciudades (hecho que no es así, sino que todavía hay más dispersión en núcleos mucho más reducidos), podríamos concluir que no podría haber más de 70.000 ciudades  de este tamaño (resultado de dividir la población mundial actual por grupos de habitantes de 100.000).

Eso arrojaría un probabilidad a tu favor de 1 entre 70.000 (equivalente a un 0,0014%) de que estuvieras viviendo en la mejor ciudad del mundo.

Si eres de este tipo de afortunados, considera seriamente la opción de jugar a la lotería de Navidad, que maneja cifras de probabilidad cercanas a estos parámetros.

Con esta discusión, mi objetivo, es simplemente demostrar que estadísticamente hablando, es bastante probable, que exista un lugar en el planeta, en el cual puedas vivir mejor que en tu residencia actual.

También queda bastante claro de igual forma, que es prácticamente imposible, probar todos los lugares de residencia, con tal de determinar a posteriori cual te ha gustado más.

A la vista de esto, lo que sí se puede concluir, es que es relativamente fácil, probar otros destinos con el ánimo de mejorar tu calidad de vida. Solo es necesario que el nuevo destino elegido sea más satisfactorio que el anterior. De esta manera, se puede iniciar un proceso de mejora continuo, que te permitirá ir viviendo en lugares mejores a medida que pasa el tiempo.

Si a la vista de esto, no quieres, o no puedes moverte del sitio donde estas, me parece perfecto!. Aquí no se trata de convencer a nadie, y adicionalmente, los viajeros no amamos mucho a la competencia 😉

No obstante, si como yo, tienes curiosidad por buscar y encontrar sitios en este planeta donde poder aumentar tu calidad de vida o simplemente pasar unas buenas vacaciones, a continuación te ofrezco una pequeña guía de cómo he ido utilizando los periodos vacacionales de mi vida, para ir seleccionando y evaluando los destinos candidatos a mi mejor lugar del mundo para vivir.

Definiendo MEJOR

Mejor es un término tan subjetivo, cómo abstracto.

Para un esquimal, un iglú en una región ártica puede ser el paraíso en la tierra, mientras que para un amante de la playa y el sol cómo yo, puede acercarse bastante al infierno glacial.

Así que lo primero que hago, es definir mi destino ideal de vacaciones de acuerdo a mis gustos y preferencias personales para después buscar destinos que se ajusten a dicha descripción.

De igual manera, y a modo de prueba científica, también realizaba vacaciones, en destinos que contravenían dicha descripción, para comprobar si mis intuiciones eran correctas: una cosa es presuponer que no te va a gustar el iglú, y otra muy distinta es haberlo comprobado.

Con este tipo de actuaciones descubrí mi gusto por los desiertos o los volcanes, que claramente se oponen al concepto de la playa. ¡Nunca se sabe hasta que no se prueba!

Los parámetros básicos más habituales que suelo incluir en mi búsqueda de destino son:

Seguridad:

Es bueno saber que mientras estás en la playa no te van a secuestrar, o vas a ser víctima de un misil Scud que ha fallado su blanco. El asegurarse que la zona a prospeccionar es relativamente segura, es una de las prioridades de la mayoría de los viajeros.

Mi herramienta para este parámetro es el Global Peace Index Ranking, que si bien y cómo es de suponer, no es de una fiabilidad matemática, proporciona un punto de partida para la evaluación de este punto.

Esto no significa que me deje amedrentar por dicha información. Excepto en los casos claros de conflicto armado en curso, todas las demás situaciones, se manejan con un empleo de precaución extra. Un país que a priori podría ser complicado, puede resultar un paraíso en toda regla si te mueves con los contactos adecuados o dentro de las zonas correctas.

De manera opuesta,  países típicamente “seguros”, no están exentos de algunos peligros y hay que mantener siempre la prudencia y tomar las precauciones adecuadas.

Salud:

También es importante comprobar que la atención sanitaria es correcta, además de verificar que el destino en cuestión no sufre ninguna epidemia peligrosa. Para ello es recomendable recurrir a la OMS, donde puedes seguir los estudios por país, así como las alertas de sanidad más recientes.

Factor G:

El factor económico también es un dato importante a contemplar.

Estimar el poder adquisitivo del que disfrutaras en tu nuevo destino, es uno de los factores que posiblemente influencie tu decisión.

Para ello siempre recurro a los CLI´s (Cost Living Indicators), para hacer la relación con mi ubicación de referencia o actual (Factor G).

No hay nada de malo en desplazarte a un lugar de ensueño, y descubrir que allí eres más rico. ¡A veces, lo bueno puede ser aún mejor!.

Clima:

Como te he comentado anteriormente, soy un amante del sol y los climas templados. Y aunque disfrutar de unas frías Navidades en Amsterdam mientras nieva, pueda ser de lo más romántico, en el largo plazo, prefiero estar en shorts, y disfrutando de bebidas refrescantes.

Esta es la herramienta que utilizo para prever el clima en destino, que va desde el estado meteorológico del día  de consulta y su previsión semanal, hasta las estadísticas climatologías por estación del tiempo que cabe esperar.

Surf:

Cuando tu destino debe de tener adicionalmente buenas olas, entonces tienes una forma rápida de descartar muchas ubicaciones, al menos de forma estable o de larga temporada.

Para ello evalúo los mejores spots con este buscador, donde aparecen datos detallados de cientos de playas y olas a lo largo y ancho del planeta.

Miscelánea (a tu gusto):

A partir de aquí puedes ampliar y modificar a tu gusto todas selecciones personales que te parezcan más oportunas. Desde temas culturales, gastronómicos y deportivos, hasta de religión, educacionales y laborales.

Al fin y al cabo tú y solamente tú defines cuál es tu estándar de lo mejor para ti.Es por ello que nunca hago búsquedas del tipo, “mejores lugares” o “mejores destinos” si no tengo muy claro el barómetro utilizado para confeccionar dicha lista. En este sentido, pienso que mantener tu independencia de criterio es vital para un aprovechamiento correcto de la experiencia.

¿Placer o negocios?

Aunque de manera habitual, se tienda a pensar en el ocio durante las vacaciones, la verdad es que también puedes utilizar dicho periodo para estudiar posibles cambios de ubicación de tu trabajo o negocio.

¿Quién ha dicho que tengas que esperar a jubilarte para poder vivir en tu paraíso privado?.

No hace falta esperar tanto. Si quieres puedes cambiar el lugar de tu oficina, al lado de tu playa preferida, o cerca de tus pistas de ski predilectas. En todas partes hay trabajos interesantes, que se pueden realizar, justo al lado de lugares de ensueño.

Tu ventaja competitiva suele ser, que seguramente estarás dispuesto a dar el 150% de ti mismo en el trabajo, para poder disfrutar a cambio del after-work en tu destino soñado, frente al trabajador “acostumbrado” a la rutina del paisaje.

Cuento con no pocos amigos que han emigrado voluntariamente por razones de mejora laboral y  de negocios, y lejos de que sus vidas se hayan visto empeoradas, parecen estar encantados en su nueva residencia. ¿Quién dijo que el placer y los negocios tienen que estar reñidos?.

Alrededor del mundo

Y para terminar, simplemente anotar una observación que considero importante: la mayoría de la gente tiende a pensar de manera “estática” con respecto a su lugar de residencia. Esto es decir, que piensan en instalarse en un lugar base, y permanecer allí a largo plazo.

Los viejos nómadas que antiguamente poblaron la tierra, cada vez más se han transformado en seres sedentarios, que tienen una residencia fija.

Una vez más, eso está muy bien, pero ni mucho menos significa que sea la única opción posible.

Cuanto más tiempo pasa, más cuenta me doy que no es que haya un lugar mejor en el mundo para vivir, sino que existen muchos, y no me parece justo el privarme del placer de conocerlos o disfrutarlos, además de la diversión y aventuras que propicia la búsqueda en sí misma. Así pues, una vida por temporadas aquí y allá, alternando destinos según las conveniencias climatológicas, o los caprichos del ánimo e incluso del azar, cada vez más se me antoja como una opción de vida no tan solo practicable, sino recomendable.

Además de romper con la consabida monotonía de la rutina, me enriquece física, mental y espiritualmente. No es de extrañar que los millonarios del planeta dispongan de casas y mansiones esparcidas por el globo, ya sea para pasar unas pequeñas vacaciones, o como residencias temporales. Quizás ellos, ya hace años, descubrieron los beneficios de esta vida nómada.

En mi caso, todavía me quedan muchos lugares por recorrer y disfrutar, así que si te ha gustado este post, y quieres compartir en los comentarios del mismo tus lugares preferidos del mundo para vivir o realizar tus vacaciones, te lo agradeceré, y más que probablemente, los pondré en mi lista de “destinos pendientes de estudio”.

¡Te deseo que disfrutes de unas buenas vacaciones!

¿Te ha gustado el post?.¿Quieres saber qué países del mundo ofrecen una mejor relación calidad de vida / precio? ¿O preferirías saber cuales son las experiencias locales más inusuales de algún destino exótico?. Si es así, no esperes más y hazte VIP: Suscríbete y recibirás en tu e-mail más contenido para suscriptores. Es gratis y 100% libre de spam. ¡Espero que lo disfrutes!

¿QUIERES DECIDIR CUALES VAN A SER LOS PRÓXIMOS POSTS?: VOTA A TRAVÉS DE COMPARTIR

Muchos suscriptores me piden más posts sobre temas muy variados. De hecho, la lista de posts que tengo en cola por escribir, supera con creces mi capacidad para producirlos. No obstante, si que aplico un orden de prioridad para hacerlo. Pero he pensado: ¿Porqué aplicar mi criterio personal en lugar del tuyo?.

Es por ello que he decidido aplicar un sistema de priorización de los nuevos posts basado en tu voto.

Escoge los posts que más te gusten, por su temática, contenido, aprendizajes, etc… y compártelos al máximo con los botones sociales aquí abajo (Facebook, Linked In, Twitter, etc…). Cada lector puede compartir cada post en tantas Redes Sociales como desee.

Así de esta manera, los posts que hayan sido más compartidos y generen más lectores, me indicarán las temáticas a priorizar para los próximos posts.

Gracias por ayudarme a hacer mi esfuerzo más eficiente, y a beneficiarte de ello, obteniendo más material que sea de tu interés específico. ¡Gracias por compartir!.


Deja un comentario

Reglas para Comentarios: El Proyecto de ¡Vive Sin Trabajar! requiere por mi parte, de tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación, con el propósito de difundir conocimientos de alto valor añadido para sus lectores. Todos aquellos comentarios destinados a animarme, y a ayudarme en tal propósito, son bienvenidos: ¡Gracias por alegrarme el día!. Cualquier otro tipo de comentario, será borrado y el usuario bloqueado. También se eliminaran o editaran links de terceros con fines promocionales. Por favor no pongas tu URL en el comentario pues será marcado como spam y por favor utiliza tu nombre PERSONAL y no tu tarjeta profesional o de negocio. Pásalo bien, y bienvenido a la República Independiente de mi Blog.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Miguel Ángel

    Interesante post, José. Una vez más, me he sentido bastante idetificado con los análisis que haces antes de realizar un viaje. Aunque no he viajado ni una cuarta parte que tú, sí que me he movido lo suficiente a lo largo y ancho del globo como para sonreír con lo que he ido leyendo más arriba.

    De nuevo, quisiera aprovechar estas líneas para robarte parte de tu tiempo (pese a que sea oro…) y ofrecerte algún destino que tal vez no hayas conocido. Como bien has dicho, es importante disponer de los contactos adecuados para disfrutar de un paraíso de forma totalmente segura. Yo añadiría que el disponer de contactos no solo mejora tu propia seguridad, sino que, además, te beneficia para poder extraer todo el jugo al viaje. Si te mueves como todo el mundo y vas donde va todo el mundo, no verás más que cabezas a tu alrededor. Como buen sibarita del lujo, la aventura y lo exclusivo que soy (pese a que mi poder adquisitivo, por ahora, sea más bien mediocre), procuro salirme de lo común y busco siempre los rincones que los turistas no acostumbran a ver. Y creo que en eso, estimado José, nos parecemos un poco…
    Sabrás, puesto que lo comentamos en un post anterior, que dispongo de un destino que me robó el alma años atrás. En dicho destino puedo ofrecer un sin fin de sensaciones, aventuras y vivencias que pocos turistas pueden gozar (además de plena seguridad, exclusividad y privacidad).
    Si en tu lista de “destinos pendientes de estudio” hay algun sitio destacado para vivir los rincones que te ofrezco, me presto voluntario para echarte una mano en lo que se requiera. Por cierto, nunca me he llevado comisión por ello… jeje Solo es que me gusta compartir aquello que a mí me ha hecho feliz…
    Lo dicho.

    Un abrazo,

    Miguel Ángel García

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Muchísimas gracias Miguel Ángel por tus palabras!
      Tomo buena nota de tu invitación, y concuerdo contigo en que el mejor lujo es aquel que se comparte con pocos turistas 😉
      Un fuerte abrazo!

      Responde
  2. Laura

    Igual que tu libro “Vivir sin trabajar” (el cual terminé hace unos días), tu post me ha parecido muy interesante e inspirador. Sobre la cuestión que planteas al final de éste, yo te recomendaría visitar el Parque Natural del Cabo de Gata, en Almería. Mis suegros tienen una casita allí, frente al mar, y, sin duda, es un lugar paradisíaco del cual, mi familia y yo, disfrutamos cada verano.
    Saludos!

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Mil gracias Laura y me alegra ver que te gustó mi libro!
      Puesto que todavía no he visitado el destino que recomiendas, lo pongo en mi lista de pendientes!
      Un abrazo!

      Responde
  3. Frida Soriano

    Gracias por los links que compartes para poder efectivamente, determinar los parametros basicos en la busqueda de nuevos destinos para visitar o eventualmente, vivir.
    Yo tambien amo los lugares con climas calidos o templados para vivir, aunque para visitar no me privo de ningun destino en el mundo. Nuestro planeta es tan hermoso, que bien vale la pena conocer lo mas se pueda de la hermosa creacion de Dios para nosotros.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      De nada Frida! Me alegro te haya sido de utilidad!

      Responde
  4. Fran

    En primer lugar, enhorabuena José por la consecución de tus objetivos, y gracias por compartir tus experiencias.
    Estoy en los 40 y pocos, casado y con 2 hijos de 14 y 11 años.
    Actualmente, cubrimos vía dividendos el 100% de nuestros gastos en España.

    Teniendo en cuenta que mi mujer y yo recientemente hemos pasado a engrosar la lista de parados de larga duración, me gustaría que me dieses tu opinión sobre algo que llevo unos meses dándole vueltas: “Trasladar nuestra residencia fiscal a Malaysia, acogiendonos al programa MM2H”
    Por toda la información que he ido recopilando, a nivel de sanidad, educación, seguridad, infraestructuras y calidad de vida, Malasia tiene poco que envidiar a España.
    Además, gracias al Convenio de Doble Imposición firmado con España, sobre los dividendos cobrados mediante mi broker en España solo se me retendría un 5%, en lugar del 21% actual. En cuanto al impuesto sobre plusvalía en la venta de acciones, solo tendría que pagar impuestos en el país de residencia, y como en Malasia no te reclaman nada sobre ganancias obtenidas fuera del país, pues esas plusvalías estarían exentas de impuestos.

    Con estas condiciones, el rendimiento de nuestros ahorros sería sensiblemente superior por la menor carga fiscal. Si a esto añadimos que allí el coste de la vida es menor, nuestro poder adquisitivo aumentaría (Factor G).

    Dicho esto, no sé si me he vuelto loco o estoy dejando de analizar muchas cosas, pero mientras más lo pienso más grande es la sensación de que estoy perdiendo el tiempo aquí.
    Es por eso que me gustaría conocer tu opinión al respecto, ya que además de basar tus ingresos en la rentabilizacion de tus ahorros (como nosotros actualmente), tú tienes la experiencia de estar disfrutando esta independencia financiera fuera de España.

    Un saludo a todos.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Muchas gracias Fran por tus palabras y por tu interesante cuestión.
      Me alegra mucho recibir mensajes de familias viajeras, ya que la mayoría de la gente asume, que el tener hijos en edad escolar, es sinónimo de estar anclados a una ubicación geográfica.
      Respecto a la situación que me planteas, el análisis que hago es el siguiente:
      Yo no me mudaría a ningún lugar exclusivamente por las posibles ventajas fiscales que pudiera obtener.
      Dicho esto, hago el siguiente razonamiento: ¿Que te ata aquí? . Después de 40 años de vida, para bien o para mal, aquí ya sabes que historia hay.
      ¿Que hay de malo en viajar con la familia al sudeste asiático, y descubrir una cultura nueva, su gastronomía, su forma de pensar, etc…?
      Por mi experiencia en la región (Indonesia, Tailandia, Japón, …), no me lo pensaba dos veces!
      Yo empecé a viajar con mis padres a los 14, y te aseguro que cada día que pasa doy gracias por todas las cosas maravillosas que he aprendido y disfrutado en esos viajes, y en todos los que les sucedieron. Creo que no hay recuerdo más valioso ni enseñanzas más útiles que las que logré en mis muchos viajes.
      Creo que será una experiencia inolvidable y enriquecedora para toda la familia.
      Y por ultimo, si no os gusta, no os adaptáis, lo que sea….siempre se puede volver. No hay nada de malo en eso.
      Pero en mi humilde opinión, esta es la típica situación que busco en la vida: todas las potencialidades a mejor, y escaso potencial a peor.

      Espero haberte sido de ayuda, y también espero saber de ti, si decides iniciar tu periplo.
      Un fuerte abrazo para toda la familia!

      Responde
      1. Fran

        Muchas gracias José por tu opinión y por tu experiencia en relación a los viajes cuando eras niño.

        El plantearnos seriamente lo de Malaysia no es por una razón exclusiva de sus condiciones fiscales.
        Nos atrae el país por la ocasión que representa de conocer una cultura bastente diferente a la nuestra, y como base para explorar desde allí otras zonas relativamente cercanas.
        Además, es una muy buena oportunidad para que toda la familia mejoremos mucho nuestro nivel de inglés porque allí practicamente todo el mundo lo habla.

        Un saludo y no dudes que cuando demos el paso, que acabaremos dándolo, te lo haremos saber 😉

        Responde