Vivir sin trabajar: efectos inesperados de una vida soñada

Vivir sin trabajar efectos inesperados

El sol se ponía majestuosamente en el último día de las vacaciones de verano. Como de costumbre me pregunté qué pasaría si no regresara al trabajo mañana. ¿Cómo sería una vida de eternas vacaciones? ¿Una vida en la que no tuviera la obligación de trabajar?

Creo todos alguna vez hemos fantaseado con preguntas así. Lo que no sabía por aquel entonces es que llegaría a descubrir la respuesta a dicha pregunta.

En este post no te voy a desvelar cómo es vivir sin trabajar. Creo que el misterio y la curiosidad que envuelven la cuestión es una de las razones más poderosas para luchar por conseguir dicho objetivo. Es algo que solo puedes descubrir por ti mismo. Sin embargo, sí que quiero compartir contigo algunos de los efectos totalmente insospechados que este tipo de vida me ha deparado, y que no pude prever de ninguna manera.

Tú puedes utilizar esta información como una buena excusa para reafirmarte en las elecciones ya tomadas, o bien, usarla cómo acicate para no perder de vista tus sueños más aventureros. Una vez más, recuerda que yo solo te muestro las puertas, pero solo tú puedes cruzarlas:

La paradoja del tiempo

Muy bien, ya estoy aquí: no tengo ningún compromiso laboral para los próximos 40 años. Ahora soy amo de todo el tiempo del mundo.

Antes de este cambio, sobre todo en los inicios, cuando andaba muy atareado en el trabajo, la semana laboral podía llegar a ser relativamente absorbente, dejando escaso tiempo libre. El poco del que disponía, parecía marchar a velocidades aceleradas. En un abrir y cerrar de ojos, el fin de semana se había esfumado, y ya estaba de nuevo en el avión, listo para mi primera reunión del lunes.

Pero esto iba a cambiar, ahora que tenía toda la vida por delante, y sin ningún tipo de obligación, estaba seguro que el tiempo pasaría más lentamente.

Nada más lejos de la realidad. ¡Es cómo el efecto vacaciones de verano, multiplicado por cuatro!: El tiempo (los meses, los años), pasan todavía más rápido.

Cómo solo me dedico a hacer cosas que me apasionan, las horas pasan volando. No hay tareas o actividades desagradables que hagan aminorar la marcha del reloj.

Además la lista de cosas interesantes por hacer, crece constantemente. Esto se traduce en que cada vez hay más por hacer, y por tanto menos tiempo por actividad, que además pasa más rápido.

Nunca pensé encontrarme esto al otro lado del espejo. Sin embargo, actúa como un buen recordatorio de una realidad que a menudo olvidamos: el tiempo es limitado, así que decide bien en qué lo inviertes.

Los gemelos Einstein

Según la famosa paradoja de Einstein, cuando dos gemelos eran separados entre sí, y se hacía viajar a uno de ellos en una nave espacial a velocidades próximas a las de la luz alrededor de la tierra, cuando éste volvía de regreso con su hermano, se daba cuenta que mientras él había envejecido solo unos meses, el gemelo que se había quedado en tierra, había envejecido unas décadas.

Si bien yo no he viajado a la velocidad de la luz (ni tan solo he estado cerca), he podido experimentar la misma experiencia, al volver a casa. Mientras me había dedicado a viajar alrededor de la tierra, mi tiempo había volado, y yo había prácticamente rejuvenecido: tenía mejor aspecto, estaba más sano, más en forma, y más ágil, física y mentalmente. Por el contrario, algunas de las personas que se habían quedado en tierra, parecían haber acelerado su reloj vital: más canas, menos cabello, más ojeras, más problemas, y más desmejoras.

Si bien el tiempo pasa inexorablemente para todos, sus efectos no son equivalentes en todos por igual. Nunca llegué a pensar que experimentaría la paradoja de Einstein en mis propias carnes.

Reconstrucción de contactos

“¡Estoy en una maldita reunión de control presupuestario! ¡No quiero ver las vistas desde de la @#€$%& piscina de tu villa!”

Era mi amigo, quejándose amargamente debido a la foto que le acababa de enviar al móvil. Parece que aquello de “compartir es felicidad” no es siempre cierto, especialmente si te encuentras en bañador, mientras la otra parte, está recibiendo tortas en una reunión de trabajo.

Los temas que habitualmente tratabas con amigos y conocidos hasta la fecha, cambian radicalmente debido a este tipo de vida. ¿Qué te apetece más comentar: la fantástica sesión de buceo que has realizado, o el aumento de la prima de riesgo en Grecia? Fácil elección, ¿verdad? Lo que no sabía es que ello cambiaría las reacciones de mis contactos y las interacciones qué pasaría a tener con ellos.

Un efecto totalmente inesperado, ha sido tener que dividir mi agenda de contactos en “envía fotos” / “no envíes fotos”, y a la postre tener que seleccionar los temas de conversación.

Afortunadamente, por otro lado, mi nueva forma de vida, provee nuevos y enriquecedores contactos, que van desde pintores que habían sido Padres en preciosas abadías, pasando por tenistas del circuito ATP, personalidades de los medios de comunicación, o simpáticas parejas de jubilados.

Ahora mi agenda y mi vida social, es más variopinta que la lista de artistas del Cirque Du Soleil, y puedo confirmar aquello, de que en la variedad, está el gusto.

Ciudadano del Mundo

Siempre me había apasionado viajar, pero siempre me había gustado regresar a Barcelona. Era mi castillo, mi hogar: en ningún lugar cómo en casa, solía pensar.

Pues ahora ese tipo ha muerto. Bueno quizás no hace falta ser tan dramático, quizás no ha muerto. Pero se está tomando unas largas vacaciones.  De alguna manera, supongo que durante muchos años, mi cerebro ideaba este tipo de defensa racional, para poder paliar el bajón que producía tener que abandonar algún paraíso lejano, para volver a la carga en el trabajo.

Ahora que no hay fecha de regreso marcada en el calendario, veo menos razones, por las que las ajetreadas calles de Barcelona, sean un escenario mejor que una perfecta playa en el paraíso.

Ya está acordado con la familia y los amigos, que allá donde nos encontremos en un futuro próximo, será en lugares donde podremos ir todos en bañador, aunque sea Navidad. Con mucho mundo por descubrir todavía, no hace falta pasar frío si uno no quiere. Nada mejor que combinar el calor de los que te quieren, con una buena hamaca entre palmeras.

Ello me hace recordar, que siempre fue difícil conocer a las personas. Lo que nunca imaginé, es que fuera tan difícil conocerse a uno mismo. Este eterno verano, no ha hecho más que hacerme experimentar en primera persona la conocida frase de Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mis circunstancias”. Y debo admitir que me gustan mucho las nuevas circunstancias.

Inversión de prioridades

Mirando atrás también se hace raro cómo cambian las cosas que importaban antes. Cuando digo importaban, quiero decir a las que dedicaba dosis ingentes de tiempo, dinero y esfuerzo. El trabajo, los logros, los bienes materiales,….

Ahora sin embargo, a lo que dedico dichos medios a cosas totalmente diferentes, a las cosas sencillas: a la gente que quiero, a aprender y enseñar, escribir, ayudar, hacer surf, cocinar, viajar, pensar….

Me doy cuenta que mi nueva vida ha traído muchas cosas buenas. Curiosamente, éstas no ocupan espacio físico en casa, ni cuestan mucho dinero. Sin embargo valen, su peso en oro. Me he desecho de todos los trastos, y viajo con una única maleta. Esto hace que me sienta ligero de espíritu. Cómo si me hubiera quitado un gran peso de encima.

Muy pocas cosas pueden pasar en este mundo, que me hagan perder mi querida siesta diaria (antes relegada exclusivamente a los domingos). Y es que desde hace ya un tiempo, las cosas más pequeñas, son de lejos, las más importantes. Es como de costumbre, una cuestión de prioridades.

Sin miedo

De niño me aterrorizaba la muerte. Cuando me enteré de que todos, tarde o temprano teníamos que morir, tuve una profunda conmoción. Durante una temporada, tuve pesadillas nocturnas sobre este asunto, hasta que cómo era de esperar, el cuerpo se adaptó al descubrimiento, y todo siguió su camino.

No obstante y pese a esa normalidad, siempre mantuve en mí un miedo latente a la muerte. Yo diría que humano y lógico. Todavía no he conocido a alguien al que le guste morir.

Sin embargo estaba recientemente en otra ciudad preparándome para dar mi charla, cuando la ponente que me precedía preguntó: ¿Cuántos de los que estáis aquí, haríais hoy lo mismo que habéis hecho, si supierais que ibais a morir mañana? Con la vista aún en mis notas, levanté la mano. Cuando la ponente me felicitó en voz alta, me di cuenta de que era el único del auditorio con la mano levantada.

¿Qué había pasado? Pues creo que la respuesta es obvia: al hacer cada día lo que amas, intentas no dejar nada en el tintero para mañana. Y si por mala fortuna, la dama de la guadaña te parara a visitar inesperadamente, al menos te encontrará disfrutando de lo que haces. Parece ser que vivir con intensidad y pasión, es el mejor remedio para alejar el miedo a la muerte.

Y no te confundas: todavía me queda mucho por hacer y por vivir, no tengo ningún interés en que la película termine pronto. La diferencia importante ahora, es que he dejado de poner mi interés en el final de la misma, y me concentro en que cada plano, cada toma, valga la pena de ser vivido.

Estos son algunos de los efectos extraños e inesperados que ha producido este cambio vital en mi persona. Ni por asomo quiere esto decir que te tenga que pasar lo mismo a ti cuando consigas esta meta, si al final decides perseguirla. Pero me ha parecido un ejercicio interesante, el compartir contigo las cosas sorprendentes e inesperadas que pueden ocurrir cuando persigues tus sueños y los vas alcanzando. De hecho, son este tipo de cosas, las que a mi parecer, añaden un valioso incentivo, para seguir persiguiendo estrellas. Más allá de lo previsible, todavía seguiremos encontrando, cosas que nos sorprenderán, y que por tanto, nos harán sentir más vivos.

¿Quieres saber qué más cosas mágicas suceden cuando puedes disfrutar al 100% de tu tiempo?.¿Conocer los mejores lugares para comer a la ladera de un volcán, o dónde admirar la migración de las ballenas?. Hazte VIP: sucríbete al blog, y te mantendré informado en tu e-mail de mis próximas aventuras. Es totalmente gratis y libre de spam. Espero que disfrutes los próximos relatos, tanto como yo he disfrutado, recopilándolos para ti.

¿QUIERES DECIDIR CUALES VAN A SER LOS PRÓXIMOS POSTS?: VOTA A TRAVÉS DE COMPARTIR

Muchos suscriptores me piden más posts sobre temas muy variados. De hecho, la lista de posts que tengo en cola por escribir, supera con creces mi capacidad para producirlos. No obstante, si que aplico un orden de prioridad para hacerlo. Pero he pensado: ¿Porqué aplicar mi criterio personal en lugar del tuyo?.

Es por ello que he decidido aplicar un sistema de priorización de los nuevos posts basado en tu voto.

Escoge los posts que más te gusten, por su temática, contenido, aprendizajes, etc… y compártelos al máximo con los botones sociales aquí abajo (Facebook, Linked In, Twitter, etc…). Cada lector puede compartir cada post en tantas Redes Sociales como desee.

Así de esta manera, los posts que hayan sido más compartidos y generen más lectores, me indicarán las temáticas a priorizar para los próximos posts.

Gracias por ayudarme a hacer mi esfuerzo más eficiente, y a beneficiarte de ello, obteniendo más material que sea de tu interés específico. ¡Gracias por compartir!.


Deja un comentario

Reglas para Comentarios: El Proyecto de ¡Vive Sin Trabajar! requiere por mi parte, de tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación, con el propósito de difundir conocimientos de alto valor añadido para sus lectores. Todos aquellos comentarios destinados a animarme, y a ayudarme en tal propósito, son bienvenidos: ¡Gracias por alegrarme el día!. Cualquier otro tipo de comentario, será borrado y el usuario bloqueado. También se eliminaran o editaran links de terceros con fines promocionales. Por favor no pongas tu URL en el comentario pues será marcado como spam y por favor utiliza tu nombre PERSONAL y no tu tarjeta profesional o de negocio. Pásalo bien, y bienvenido a la República Independiente de mi Blog.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Carles

    Buenas josé.
    Como tú, persigo el mismo sueño.
    De hecho, intenté conseguir tu libro la última vez que estuve en Barcelona, en estas pasadas Navidades, y no tuve manera de hacerlo, pues estaba agotado en todos los fnac y en la casa del libro. Felicidades por eso!
    Vivo en Nicaragua de manera estable, desde hace poco (menos de un año), conseguí construirme una casa aquí y la intención es viajar a Barcelona a trabajar 4 meses cada año, la temporada de verano, para mantener mis gastos vitales ,que cada vez son más bajos. Aunque poco a poco, espero poder ganarme la vida desde cualquier lugar del mundo, pues soy fotógrafo e intento de escritor. Y poco a poco, los ingresos aumentan.
    Soy joven, mucho para haber conseguido lo que he conseguido, 26 años. Pero tengo claro mi objetivo. No tener que pensar en trabajar y caer en la rutina occidental de vivir para trabajar y consumir.
    Vivo con poco, aunque tengo más de lo que necesito.
    No paso frio, tampoco me gustaba; ni me levanto pensando en que debo hacer tal y tal cosa. Hago lo que quiero y cuando quiero. Trato de tener las menos ataduras posibles, aunque el hecho de estar establecido en un sitio en concreto, te acaba atando. Ojalá pudiera vivir como haces tu!
    La verdad, no me planteo como vivir dentro de unos años, ni el objetivo a lograr. Por el momento es económico, desprenderme de las ataduras en Catalunya y tener la libertad de movimientos que me pueda producir la libertad económica. Puede que no llegue, ojalá que sí.
    Con todo esto, y divagando bastante; te felicito muchísimo por el blog que llevas y por el libro escrito (que ojalá pueda leer algún día!).
    Un saludo y gracias por compartir tus experiencias.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Gracias Carles por compartir tu historia!
      Me ha gustado mucho!
      Para el tema del libro te recomiendo te hagas con el Ebook. Para los que viajamos, es mejor ir ligeros 😉
      Un fuerte abrazo para Nicaragua!

      Responde
      1. xavier navarro

        Hola José
        Soy el padre de Carles, Xavier, y cuando me mandó el enlace a tu bloc con la anotación de que lo mirara con atención cuando tuviera tiempo lo hice.
        De esto hace una dias, y he buscado un momento para escribir con tranquilidad lo que he pensado, siempre en el instante inoportuno.
        Casi sumo la edad de los dos, y me he visto reflejado en ambos.
        Carles está llevando a cabo lo que yo queria hacer a su edad, y que se fue readaptando hasta estar con un pie y medio dentro de la sociedad, y solo medio fuera.
        Recuerdo haber dicho, muy convencido, de que me trataria de “jubilar” a los 45, tenia 28 más o menos. Incluso ahora, cuando me hablan de “jubilación” lo veo como no deseable. Me gusta lo que hago, solo que no da un duro y la angustia por atender todos los pagos le quita toda la gracia.
        Al ir leyendo todo tu escrito me ha hecho pensar en las desviaciones que he ido tomando en el camino, y he recuperado fuerzas para “adaptarme” a lo que hay, tendiendo a lo que quiero.
        Vivir sin trabajar no ha sido nunca mi objetivo. Hacer lo que quiera sin preocuparme de injvertir el tiempo en producir dinero para poderlo hacer és otra cosa. Este ha sido, y és, mi objetivo
        Me he acercado muchas veces a este punto de hacer lo que te gusta, sin demasiadas obligaciones y para muchos puedo ser envidiado. Tengo una pareja fabulosa, unos hijos de los que me siento muy orgulloso, escribo y hago fotografias, tengo una tienda de juegos de mesa, una de mis ocupaciones favoritas, pero he de invertir mucho tiempo en generar dinero para mantener todo el tinglado. Y viajar está siempre limitado por el tiempo. Esto no lo he sabido resolver, aunque si hay salud nunca es tarde para nada.
        El tiempo corre muy rapido, dices que cuando estabas immerso en la sociedad la semana laboral era larga y el fin de semana volando. Y que cuando has sido dueño de tu tiempo todavia pasa más deprisa, porque estas haciendo lo que te gusta. Esto me ocurre a mí. Me gusta mi trabajo y me gusta el tiempo libre, solo me molesta ir a vender nuestra revista, donde puedo escribir y fotografiar lo que ocurre en nuestra población y los últimos lunes de cada mes los temo. Este és el dia donde me he de estrujar la cabeza para ver como se paga todo.
        Totalmente de acuerdo con la paradoja de los gemelos Einstein. Cuando encuentro a alguien que dice que se aburre y no sabe qué hacer me vienen ganas de darle un coscorrón.
        Sigo con tu escrito. Efectivament, de los conocidos y amigos hay quien puede comprender que se puede ser feliz con poco y los que piensan que és cuestion de estatus y dinero. Con estos últimos puede ser un dialogo de sordos.
        También de total acuerdo en que la felicidad reside en convertir la circunstancias en favorables, en gozar de cocinar, aunque sea una cosa simple y disfrutar compartiéndola. Lo mismo con una puesta de sol o una noche estrellada. No hace falta una terraza con gintónic y camareros, probablemente una cervesa sobre unas rocas sea más agradecida.
        Del capítulo que dedicas al miedo comparto gran parte. El camino en sí ya és una parte im portante, más que el destino, porque en cualquier momento se puede coger un atajo o un vericueto para curiosear. Lo de la muerte ya me mosquea más. Aunque sí que se puede tratar de hacer de cada dia una acción disfrutable en sí, tengo la conciéncia de que hay muchas cosas que me gustarian que no tendré tiempo para hacer, y quiero compartirlas. Probablemente és cosa de la edad. Mi futuro és el presente.
        Puede ser un rollo todo esto que he escrito, pero ánimos para seguir funcionando así. La finalidad de la vida no és trabajar obligado. És disfrutarla y aportar lo suficiente para que tengamos suficiente para vivir.
        Y para Carles…lo comprendo perfectamente, está llevando un poco más lejos que yo lo mismo que he querido hacer, lo que pasa es que a veces te pones en mitad de la corriente y cuesta mucho acercarse a una orilla y poder tomar de nuevo el control.

        Xavier Navarro

        Responde
        1. José Castelló Post author

          Muchas gracias Xavier por el tiempo de compartir tu historia y opiniones con los miles de lectores del blog.
          Aprecio sobremanera este tipo de inputs.
          Seguiré intentando lo mejor de mi para inspirar y ayudar a tanta gente como sea posible.
          Gracias de nuevo, y te deseo muchos años de vida que puedas disfrutar rodeado de los tuyos.

          Responde
  2. Xavier

    Hola José,comparto tu filosofía de vida.
    Felicidades por hacer realidad tus sueños!.
    Yo estoy ahorrando tanto como me es posible e invirtiendo mis ahorros de forma que con el tiempo se vayan multiplicando y sobretodo sin endeudarme. Espero que algún día no muy lejano, pueda vivir de mis ahorros y disfrutar de mi tiempo, porque el tiempo es vida!
    Una curiosidad: ¿de donde es la foto del post?
    Gracias José, y hasta la próxima!

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Gracias a ti Xavier por tu comentario.
      Espero que algún día, cómo tu bien dices no muy lejano, puedas disfrutar de todo tu tiempo.
      Si decides hacerlo en un lugar como el de la foto, dirígete a la Polinesia 😉
      Un fuerte abrazo!

      Responde
  3. Carlos

    Hola Jose!

    Acabo de terminar el libro. Es increíble lo mucho que se aprende en un libro tan corto!! Cada página está llena de buenos consejos… no con muchos libros pasa eso. Tengo 28 años, llevaba trabajando casi 5 años como product manager en diferentes empresas multinacionales de gran consumo. Sueldo estable, contrato indefinido, condiciones buenas…. pero insuficientes! En diciembre decidí dejarlo todo, vender mi pequeña scooter, mi coche del 98, mi bicicleta y lanzarme a buscar otra cosa. Ahora trabajaré en México como headhunter, sueldo por comisión, más trabajo, más sueldo… y es un sitio donde creo que podré aplicar los aprendizajes del libro de manera más fácil y ver resultados pronto.

    Este libro me ha hecho dar el paso al cambio de carrera… de verdad, GRACIAS!!! Mi sueño no es jubilarme, como decía Torrecilla (también fue profesor mío), pero sí que creo que tener un monto de dinero que genere ingresos por sí solo es una idea buenísima.

    Suerte y sigue disfrutando y compartiendo con los que te leemos!

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Hola Carlos. Muchísimas gracias por tu comentario, y por apreciar el esfuerzo que he realizado en el libro para que este sea eminentemente práctico.
      Hay muchos libros que son motivadores o inspiradores, pero a la hora de ponerte en marcha ¿por donde empiezas?. Ahí se pierde la energía generada, y la acción queda en nada.
      Por lo que leo tú has tomado las riendas de tu vida sin miedo y con inspiración. Ninguna combinación es mejor para disfrutar de la vida, y además lograr grandes propósitos.
      Un fuerte abrazo para Méjico!

      Responde
      1. Margarita

        Estimado José, tus vivencias son para mi una fuente de inspiración.
        A pesar de haberte descubierto hace poco, compruebo que muchos de tus planteamientos los he puesto en práctica a lo largo de mi vida de manera instintiva. Recuerdo como descubrí donde estaba el dinero, que hacer para conseguirlo, el poder del ahorro y de la inversión. Como tú siempre tuve la meta de vivir sin trabajar y creo que estoy en buen camino para conseguirlo.
        Lo que me falta aun por descrubrir es a que voy a dedicar mi vida cuando no tenga necesidad de trabajar. ¿Como encontraste lo que de verdad querias hacer y a que dedicar tu tiempo? Es una pregunta para la que aun no tengo respuesta, y que me inquieta. Vivir sin trabajar, y despues ¿que hago? Tengo miedo de caer en la abulia y la pereza, en vagar sin rumbo. No tengo ningun plan. ¿Que me recomiendas?
        Besos desde Sevilla.

        Responde
        1. José Castelló Post author

          Hola Margarita!
          Muchas gracias por tu comentario!

          En referencia a tu pregunta, que es muy frecuente, está contestada en detalle en la parte final del libro.
          Aquí te esbozo unos pocos comentarios por si te sirven de ayuda.

          En primer lugar , no estresarse 🙂 Si no sabes a qué puedes dedicar tu tiempo, recuerda que tienes dinero y tiempo para hacerlo. Roma no se construyó en un día.

          En segundo lugar, prueba cosas nuevas. Si no tienes una vocación o afición concreta, dedícate a probar cosas nuevas de forma aleatoria, quizás por casualidad encuentras la pasión de tu vida.

          Tercero: sé perseverante y activa. Todo lo que has conseguido en tu vida hasta ahora te ha costado una dedicación. Esto no va ser diferente. Tienes que perseverar cada día y tener tu agenda. No trabajar, no significa estar ocioso.

          Y finalmente, utiliza la clausula para desbloquear tu miedo: El peor de los casos. ¿Que es lo peor que puede pasar si no encuentras tu vocación? . Si lo deseas siempre puedes volver a trabajar. Eso no es nada malo, y menos si te gusta lo que haces. Eso sí, no te rindas fácilmente. Es fácil caer en la rutina mental de lo de siempre.

          Espero te sirva de ayuda!
          Un fuerte abrazo y gracias por seguir, recomendar y regalar!

          Responde
  4. Wilson Jr

    Me visualizo siendo turista viajando a donde quiera, cuando quiera, haciendo lo que quiera.

    Esto es vivir y ser feliz.

    Responde
    1. Mario Ricardo

      Que gran blog y tan motivadoras palabras..!!
      En este momento lo decido, cambiare mi vida positivamente..!!

      Responde
      1. José Castelló Post author

        Gracias Mario!
        así lo espero!
        Este es el objetivo de todo esto!
        Un abrazo!

        Responde
  5. Enrique González-Herrero

    Hola José:

    Soy una de las muchas personas a las que has ayudado y ayudas. Tengo unos 10 años más que tú, estoy casado y tengo tres hijos. Mi sueño es muy parecido al tuyo, retirarme a vivir junto al mar, preferiría que fuera en Oahu, pero me conformaría con una playa de Cádiz, aunque antes tenemos que ayudar a nuestros hijos con sus estudios hasta que puedan volar solos.

    Un amigo me recomendó leer tu libro, lo compré, lo he leído y me están siendo muy útiles tus consejos. He trabajado por cuenta ajena, por cuenta propia como pequeño empresario y como consultor y me identifico en muchas de las situaciones que describes. Realmente cuando haces aquello que te apasiona no te enteras de que pasa el tiempo. Sin embargo, sí es verdad que a veces cuando tus circunstancias cambian para bien o para mal algunas relaciones dejan de funcionar, pero como bien dices surgen nuevas y mejores. También disfruto con esas cosas sencillas que citas: estar con la gente que quieres, cocinar, hacer deporte, viajar, aunque sea a un pueblecito a 20 km…

    Enhorabuena por el gran trabajo que haces y por tu libro del que he hablado en mi pequeño blog. Por cierto, ¿me recomiendas algún sitio online para que mis hijos y yo nos informemos para aprender surf y hacernos con la primera tabla? 🙂

    Muchas gracias y ten por seguro que haré el ejercicio que propones.

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Hola Enrique!
      Muchas gracias por tu comentario y por tu blog (me gustó mucho!).
      Espero que mi libro os ayude un poquito a ser más felices y a disfrutar de la familia y de las cosas buenas de la vida con más intensidad si cabe 😉

      Con referencia al tema del surf, no te puedo aconsejar nada, porque yo soy mucho de “offline” (me gusta mucho más pasar horas en el mundo real que delante de una pantalla…cuando finalmente vivas en Oahu, entenderás que quiero decir). Así, cuando voy al destino de surf, hablo con los locales, con instructores, con vendedores. Veo todos sus consejos y después decido utilizando mi ahora ya famoso “sentido común”.

      Con respecto a lo de las tablas mi sugerencia es alquilar al principio, para ver en cuales os sentís más cómodos. Una vez encuentres tu tabla idónea, entonces puedes comprarla. Al principio yo también creía que había una manera matemática de escoger la tabla, pero después vi que involucra sensaciones al utilizarlas y cuanto te diviertes con ella, cuanto se adapta al spot concreto, etc… así que al final la táctica que sigo es probar hasta encontrar 😉

      Un fuerte abrazo y gracias por seguir, compartir y regalar!

      Responde
  6. Enrique González-Herrero

    José,

    Estoy leyendo el libro de nuevo, esta vez con mi mujer y comento como lo hacemos por si a alguien le sirve: cada día leemos sólo un capitulo y en un documento compartido anotamos lo más importante, añadimos algún comentario y simultáneamente vamos redefiniendo nuestro planteamiento. El resultado: en unos pocos días nuestra eficacia está aumentando un montón, hacemos muchas más cosas, mucho más relajados, compartimos más tareas domésticas y disfrutamos más. Increible!
    Gracias de nuevo y seguiremos recomendándote. Un saludo

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Pura Vida y gracias a vosotros por estas buenas vibras!
      Un fuerte abrazo para toda la familia!

      Responde
  7. Diana

    Que tal, José Castelló, ¡mucho gusto!

    Soy Diana, vivo y nací en México. Me ha encantado tu post, y hoy conocí de tí y de tu libro / sitio web / teoría-propuesta. Te felicito, tanto por haber desarrollado tu vida como has deseado, tanto por compartir todo esto, se que ha sido y seguirá siendo de mucha ayuda para mucha gente, me uno a ello y espero leer tu libro, no se cuanto cueste XD ji ji.

    Mi sueño que me gustaría compartir, es que quiero tener un ingreso residual de por vida, por medio de regalías de arte, ediciones, patentes, etc., para que (casualmente, al igual que tu, no tenga que trabajar para ganarme la vida Nunca más, el resto de mi vida, y además el dinero no sea un problema para permitirme una vida abundante)…

    La manera de obtener ese ingreso, es mediante ser una persona absolutamente espléndida y espectacular, que brinde lo mejor de sí en lo que amo y quisiera hacer el resto de mi vida, que es generar arte (plástico en varias técnicas, principalmente) y comercializar mis múltiples ideas… La primera porque amo hacer arte. La segunda, sólo no se cómo aún, sólo se que tengo un bueen, (como se dice en México) de ideas. Y no quiero desperdiciarlas en mi cabecita sin que se materialicen. No se que alcances pudieran tener en la práctica pero sí se que serán interesantes para muchas personas, ya que he contado algunas y siempre los mantengo alertas y a la expectativa… Hasta me han preguntado ¿donde dices que se hace eso? les digo “en mi mente”.. Sólo lo imaginé… Je je.

    Quisiera vivir al máximo, espectacularmente… No tener miedo a nada, sentirme como en casa, en cualquier parte del mundo.. Viajar, presentar mi arte y compartir mi experiencia de vida en muchos lugares. Hacerme plurilingüe y sentirme orgullosa de ser valiente y realizar mis sueños 😀 Bueno, yo por aquí buscando llegué a tu blog / post / teoría. Espero poder contar posteriormente mis hazañas que me vayan llevando a mi meta.

    Que buenos comentarios hay por aquí, también. Me da gusto enterarme que hay otras personas trabajando por realizar sus sueños… Felicidades a todos y suerte MIL!!! Besos

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Hola Diana! Un placer conocerte!
      ¿Sabías que de entre los más de 100 países que leen este blog, México es el segundo en volumen de lectores después de España?
      Creo que tengo tantas invitaciones de lectores mexicanos que podría cruzar el país, de punta punta con un lector amigo en cada punto del trayecto 🙂
      Dicho esto, lo primero que te diría es que te hicieras con un ejemplar de ¡Vive sin trabajar!. Por unos pocos pesos, lo puedes tener en e-book al momento. Y lo digo no por el minúsculo importe en pesos que ello representa, sino porque me resulta imposible reducir en unas pocas líneas de blog, todos los aprendizajes que transmito en esos cientos de paginas del libro. Allí encontrarás muchas claves relacionadas con tus dudas, y podrás observar que es un libro tremendamente práctico y altamente concentrado (posiblemente lo leerás varias veces, como muchos lectores me comentan).
      Dicho esto, a modo de respuesta adicional a tu petición te apuntaría tres puntos:
      1- Cualquier tipo de ingreso que obtengas es fruto de un trabajo inteligente y esforzado. No conozco ninguna fórmula, para el dinero fácil, pero si entiendo sobre cómo obtener dinero de forma inteligente y eficiente.
      2- El dinero es el resultado de hacer algo que te apasiona a un nivel muy elevado de rendimiento. No se puede contemplar como un mero obstáculo a saltar, para conseguir otras cosas. La vida es demasiado corta para perderla haciendo cosas que no te apasionen.
      3- El campo del arte es un campo apasionante pero de unos pocos grandes ganadores. Unos pocos hacen mucho dinero, y la gran mayoría vive modestamente de ello. Así que si yo tuviera el objetivo vital de triunfar en este campo, lo que haría es dirigirme a artistas que admiro y que han triunfado, e intentar aprender de ellos para descifrar las claves de su éxito, y ver cuales de ellas podría replicar o mejorar.

      Espero que mi respuesta te pueda servir de modesto punto de partida, y que mi libro te sirva de brújula en algunas de las decisiones vitales que te verás obligada a tomar más adelante. Un fuerte abrazo y mucha suerte!

      Responde
      1. Diana

        Jajaja, ok, es que acá en México somos muy querendones.. Que padre que tengas tanto éxito y amigos por acá. Espero sumarme pronto. Por otro lado gracias por tomar de tu tiempo en contestarme, hasta me emocioné que hayas contestado tan rápido y extenso, jeje

        Leí gran parte de la versión de prueba de tu libro y estoy más que motivada a comprarlo…

        Sobre tus puntos, no puedo estar más de acuerdo; se debe trabajar inteligente y arduamente, claro, sabiendo esto de los principios que comentas en tu libro; tu punto 2. me encantó, de hecho estoy investigando sobre ingresos residuales del autor Robert Allen, también habla de multiplicar los ingresos; pero me encanta tu enfoque pues no pierdes de vista hacer las cosas con pasión y que el disfrute del proceso es esencial. Me identifico mucho con ello.

        Respecto a lo que mencionas del arte, bueno tienes mucha razón. Ese consejo me viene super bien. Marco Ayuso, (de “convertir tu pasión en un negocio”) y también chavo de por acá, México, también menciona esto de relacionarte con personas que han logrado lo que tu quieres lograr. Aprender lo mas que se pueda de ellos. Lo que mencionaste de vivir modestamente también me ha movido la perspectiva. Creo que secretamente pensaba que esa sería mi alternativa B. No debo ni considerarla. Soñar y realizar el todo, es mi meta. No conformarme si “no lo logro”…

        ———

        Te quiero comentar, que me tardé en responder, porque me atoré en una parte de la versión de prueba de tu libro; no pude conseguir comprometerme -esto es temporal-; sí visualizo mi vida con cartera sólida, tiempo libre disfrutando con mis seres queridos… Lo que me impidió continuar es el miedo a abandonar mi vida Diana actual. Se que suena ilógico pero me tardé en identificar, perder ¿qué?, constituía mi miedo. Ya que lo identifiqué, estoy trabajando en ello. Y estoy negociando con el futuro para que esté alli para cuando yo llegue llena de éxito y tranquilidad, a desarrollar lo que aplacé ahora. De cualquier manera son cosas que en estas circunstancias no puedo hacer. Debo crecer antes.

        Gracias “mil” José, si me permites llamarte así; pues te he tuteado desde el principio. Cuando vi tu edad no podía creerlo, eres súper joven! Bueno soy mas joven que tu pero yo no he hecho nada XD y para mi tu has conquistado el cielo (dicho como la felicidad en la tierra…)

        Nota. No le daré clic al botón “comprar”, hasta que tenga en orden -que será en unos días nada más- mi mente y mi vida, y decida comprometerme de verdad a seguir los pasos de tu libro. No te preocupes, ya ni me queda de otra! jaja.. Lo compartiré de nuevo por aquí.

        ¡Saludos!
        Diana

        Responde
  8. Eric

    Querido Jose,

    Ha sido un placer leer su libro “¡Vivir sin trabajar!”, de verdad, un placer. Soy un joven de 21 años y casualmente, estoy estudiando ingeniería industrial. Me he quedado conmovido, alucinado, sorprendido, no sabría muy bien como resumir en una palabra mis emociones al leer su libro. Comparto su filosofía de vida, que relata al final del libro, es genial, sobre todo la idea que tiene usted de ayudar a los demás de manera desinteresada. Fíjate, hoy a las 2:55 de la mañana, en pocas horas tengo que ir a clase y me he quedado alucinado terminando de leer su libro, ¡qué cosas!.
    He aprendido mucho sobre toda la vida laboral, desde el proceso de selección hasta las pautas para manejar una empresa. Eres genial. Me encantaría conocerte, la verdad. Disfruta de tu vida allá donde estés con tu tabla de surf, ojalá un día, estoy seguro de que si, sea tan feliz con tu lo eres, gracias.

    Eric

    No dude en escribirme!

    Responde
    1. José Castelló Post author

      Muchas gracias a ti Eric, por leer, y por hacer válido mi esfuerzo en este libro.
      Espero que te sirva de cabecera para conseguir tus metas, y por supuesto será un placer compartir olas juntos, cuando las hayas logrado.
      Un fuerte abrazo y gracias por seguir y compartir!

      Responde
  9. abogado especialista herencias elda

    Estoy maravillado de encontrar este blog. Quería daros las gracias por escribir esta genialidad. Sin duda he disfrutando cada pedacito de ella. Os te tengo agregados para ver más cosas nuevas de esta web .

    Responde